Carta abierta a los empresarios y sindicatos de la Region con vinculacion con el Mar Menor

1

Alberto Nicolás Franco, jurista murciano artífice de la Plataforma creada para intentar salvar al Mar Menor de una muerte anunciada, nos ha mandado una “carta abierta” dirigida a todos aquellos empresarios y sindicatos de la Región vinculados, directamente, con la laguna para solicitar una obviedad: tratar de evitar la desaparición de un ecosistema único en Europa.

Pese a la extensión de la carta, que duplica con creces las ochocientas palabras establecidas como límite para la publicación de Cartas al Director, la reproducimos íntegramente dado el innegable interés de la misma y de su autor.

Murcia 18 enero de 2.016.

Muy Sres. míos:

Soy una persona, como muchos otros, que desde pequeño ha estado vinculado con el Mar Menor. Allí me llevaron mis padres durante largas temporadas, allí llevé a mis hijos, allí me gustaría que también disfrutaran y aprendieran a amar la Naturaleza mis nietos.

En los últimos meses he estado oyendo y leyendo declaraciones preocupantes de máximos especialistas universitarios y otros científicos, sobre la situación del Mar Menor.

El pasado 30 de noviembre y 3 de diciembre se celebraron unas jornadas en el Paraninfo de la Universidad de Murcia, con importante repercusión mediática, cuyo contenido pueden visualizar en la página http://pactoporelmarmenor.blogspot.com.es/”, en donde se pudo oír de científicos e investigadores de prestigio internacional, noticias alarmantes sobre la situación actual del Mar Menor y de su evolución en los próximos meses, calificándola con frases como la de un “enfermo crónico terminal”, un “muy crítico enfermo”, preguntándose los conferenciantes si aún no hemos pasado la “línea” que hace que sea irreversible su evolución hacia un Mar muerto.

El Mar Menor supone cultura, biodiversidad, sin el mismo la Región de Murcia seria ciertamente distinta. El Mar Menor es uno de los parajes emblemáticos no solo de nuestra País, sino de la Península Ibérica, de Europa y de todo el Mediterráneo. El Mar Menor es un privilegio de la Naturaleza que no podemos robarnos a nosotros mismos ni a nuestros descendientes

Pero el Mar Menor también es riqueza económica en su sentido más amplio. El Turismo de la zona, que representa un porcentaje importante del PIB de nuestra Región, según se dijo en las jornadas referidas, desparecería si el deterioro del Mar Menor sigue evolucionando en las previsiones que realizan los expertos, con la pérdida de miles de empresas de diversa índole y de puestos de trabajo. Todas las empresas relacionadas con dicho turismo, hoteles, restaurantes, locales de ocio, comercios de diversa índole, pero también inmuebles de todo tipo, rústicos, urbanos, construidos y sin construir, se devaluarían radicalmente, perdiendo su valor, si el Mar Menor se muere o si en algún momento pasa la línea roja que los científicos alertan y se puede relacionar su deterioro con una incidencia negativa para todos los seres vivos que de una u otra forma se relacionan con el mismo. No podemos permitir que ello pudiera ser una realidad a corto o medio plazo.

No es el momento ni la ocasión para analizar las responsabilidades de haber llegado a donde se ha llegado, ni ese es el objetivo de la presente carta, ni perderé un segundo en ello. Es el momento de aunar esfuerzos de forma urgente para impedir que pase un día más de deterioro en la esperanza de que aún la línea roja no la hayamos sobrepasado.

Como empresarios, murcianos o no, y como sindicatos,   creo que deberían ser conocedores de lo que los científicos han informado. Los mismos han resaltado las causas y las prioridades absolutas a afrontar. Es cierto que, en cumplimiento de mandatos de nuestra normas jurídicas (art 45 de nuestra Constitución y apartado 1 del art. 130 del Tratado constitutivo de la UE), las Administraciones, Central, Regional, Local, son las que tienen que ejecutar los proyectos que eviten continúe el deterioro y posibiliten la regeneración, en la medida que ya sea posible, del Mar Menor.

Sin embargo estimo, como ciudadano y después de oír a los científicos, que es tan alarmante la situación que toda la sociedad murciana habría de ser conocedora del problema con el que se enfrenta la Región y habría de implicarse, en la medida de sus posibilidades, en la búsqueda de soluciones y en la demanda a los Partidos Políticos, a las Administraciones, y a quienes su actividad incide negativamente en la laguna, de que lleven a cabo los proyectos necesarios para salvar al Mar Menor.

En ese sentido seria de máximo interés presentar y auspiciar, con carácter urgente, proyectos de ejecución inmediata, según las prioridades establecidas por los científicos. No es el momento de constitución de comisiones de estudio que retrasen y pospongan, aún más, las urgentes medidas a adoptar, ya que los expertos y científicos de nuestras Universidades y de otras de fuera de la Región, así como de otras entidades, tienen más que analizadas las causas y las medidas a adoptar urgentemente. Pregunten en nuestras Universidades y en otras de España, pregunten en el Instituto Español de Oceanografía (IEO), y más concretamente en el centro del mismo en Lo Pagan, en donde el año pasado se celebraron unas completísimas jornadas de estudio. (http://www.sanpedrodelpinatar.es/ayto2/index.php/notas-de-prensa/1963-el-instituto-espanol-de-oceanografia-analiza-el-estado-del-mar-menor-en-unas-jornadas-cientificas). Ya en el año 2.008 se hizo un documental sobre los peligros que estaban acechando al Mar Menor, que obtuvo el premio Natura otorgado por la Universidad de Navarra (http://www.rtve.es/television/20081031/manga-del-hambre-empacho-escarabajo-verde-gana-premio-telenatura-2008/186753.shtml). La prensa desde hace mucho tiempo viene haciéndose eco de los problemas del Mar Menor,(http://www.laverdad.es/murcia/20081116/cartagena/contaminacion-menor-nitratos-supera-20081116.html), resaltando que los niveles de nitratos superaban hasta 20 veces lo permitido por la legislación nacional y europea, lo que posiblemente se habrá incrementado, sensiblemente, desde el año 2.008, fecha de dicha noticia, hasta la actualidad.

Creo modestamente que las entidades que representan, imbricadas en la sociedad murciana, también como titulares de intereses patrimoniales directos en el Mar Menor, y como representantes constitucionales de los trabajadores, seguro deben compartir la aspiración de que se adopten medidas urgentísimas, entre las que se encuentra la primera referida por los científicos, la “monitorización del Mar Menor”.   Un enfermo que llega a la UCI, comentaron, lo primero que se le hace es tomarle las constantes vitales y hacerle un seguimiento permanente de las mismas, monitorizarlo, en definitiva. Dicha monitorización a la fecha actual no existe, según dijeron.

Otra medida que habría de ponerse en marcha de forma urgente es que los científicos, expertos, conjuntamente con los competentes técnicos de la Administración Regional,   elaboren dos proyectos de forma inmediata: el primero que permitiera eliminar de forma provisional, pero urgentísima, el vertido de la Rambla del Albujón que supone, según los científicos, aproximadamente el 85% de los vertidos al Mar Menor (del orden de 3.000.000 de kilos   de nitratos y pesticidas anuales que van a parar al mismo), principal y fundamental causa, aunque no la única, de la situación actual del Mar Menor.

Creo que compartirán la idea de que en caso de que las Administraciones Publicas no retiraran diariamente “las basuras” que genera toda actividad empresarial o incluso particular, obviamente exigirían a las mismas, de forma inmediata que se retiraran. En ningún momento admitirían que las basuras quedaran amontonadas en las puertas de sus Hoteles, de sus Restaurantes, de sus negocios de diversa índole, lo mismo que los particulares exigimos que se retiren las basuras domésticas que generamos. En modo alguno admitiríamos que las basuras se nos obligara a que quedaran en el interior de nuestras casas, ni en el interior de sus comercios, de sus Restaurantes, en el salón de sus Hoteles, en donde se alojan o disfrutan de nuestra gastronomía los turistas que nos visitan. Qué duda cabe que todo lo que rodea al Mar Menor tiene su valor. Los comercios, los Hoteles, los restaurantes, los terrenos por construir y los no construidos. Pero dicho valor, que se incluye en sus balances, se concreta en función precisamente del lugar en donde se encuentran, tienen el valor que consta en sus balances precisamente porque están alrededor del Mar Menor. Un Mar Menor muerto haría que el valor de todo ello fuera nulo y tendrían unas pérdidas cuantiosas, siendo la ruina de miles de empresas.

1 Comentario

  1. Existe en el mundo algo como el Mar Menor ?.
    Es lugar es único y merece mucha mas dedicación y recursos que los que hasta ahora se gan dedicado a él.
    Cual es el motivo que impide que sea una de las grandes maravillas del mundo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here