Votaciones en el Mar Menor

11

¿Se imaginan poder votar sobre el Mar Menor que queremos? Una votación para elegir los objetivos a lograr y las medidas necesarias. Estaría genial que en nuestros amaneceres marmenorenses viésemos ejecutadas unas propuestas que expliquen con sencillez qué se quiere lograr y cómo se hará, dentro de unos tiempos marcados por un cronograma, y con un compromiso de ejecución gobierne quien gobierne.

¿Alguien escuchó alguna propuesta sobre medioambiente, medio natural, investigación e innovación pública o intercambio intergeneracional en los pasados debates de los flamantes candidatos? Estas materias transversales y compartidas, esenciales para la vida, no existen en la escena políticas de este país.

El asunto innovación ha impactado recientemente en nuestro litoral sobre el turismo. Acabamos de descubrir que no tenemos planes de ocio alternativo en los municipios del Mar Menor cuando llueve. En un alarde de simpleza total, el turismo de sol y playa lo arrastramos de mediados del siglo pasado, y sin la belleza de ser hoy un lugar intacto. Cuando el tiempo no acompaña, a ver qué hacen los visitantes con neuronas más allá del rayo de sol. Con lo positivo que sería tener una casa museo en cada pueblo, varios bares y comercios típicos abiertos y acogedores con actividades culturales y lúdicas, o simplemente los centros cívicos de cada localidad funcionando con alegría impulsados por el tejido productivo local y la administración. Por no hablar de los transportes públicos para acceder de los pueblos de costa a los museos y programas de ocio de los grandes núcleos urbanos, con horarios, rutas y paradas que son un auténtico sudoku mental.

Aquí, excepto el sector agrario que está contento con las lluvias, andan evaluando daños en las playas, con su pérdida de arena postiza, mirando cómo se degradan los aledaños de algún Club Náutico, colocando en el mismo sitio pantalanes, artilugios playeros, chiringuitos e incluso adorando mojones que marcan un DPMT sobrepasado por el uso privado. Innovadores a la enésima potencia.

Claro que vista la brutal destrucción del paisaje con urbanizaciones no integradas o por la agricultura industrial, con pérdida de parajes naturales, mejor no hablar ni de medio ambiente, ni de investigación aplicada.

Si la juventud tuviese que votar en estas utópicas urnas sobre el Mar Menor, ¿participarían? Se dice que están desmotivados a la hora de ir a votar, que no les seducen los candidatos, que pasan. Probablemente no sepan lo que han luchado otras generaciones por tener derecho al voto y lo que representa, ni dónde reside la soberanía de España. Creen que su voto no cambiará nada. Claro que mientras haya sopa boba servida hasta edades nunca vistas en otro país, nada de votar. Sería interesante tener paridad de generaciones en las listas de listos, para aprender unos de otros.

Amenaza la campaña autonómica y aquí casi seguro que el Mar Menor será estrella. ¿Entenderán que el Mar Menor es medio ambiente, investigación, innovación y relaciones intergeneracionales? ¿Habrán hecho suyas las propuestas que desde la ciudadanía les entregamos en mano? Si el Mar Menor y su fauna y flora votasen, visto lo visto, podría abrirse el cielo.

Celia Martínez Mora
Investigadora del IMIDA, activista en grupo de coordinación de Pacto por el Mar Menor desde su fundación. Colaboradora de artículos de opinión. Adora las letras, el medio natural y las personas auténticas. Defensora de la igualdad de oportunidades y la biodiversidad, ama el pensamiento y el conocimiento.

11 Comentarios

  1. Muy bueno eso de arenas postizas. Añoro aquella arena autóctona, gris y de grano grueso, plagada de bolas de algas marrón claro y alguno que otro esqueleto de caballito de mar, rodeado de conchas de almejas y caracolillo con el que hacíamos collares.

    • Son nuestros tesoros perdidos en un mar de desarrollo sin identidad. Yo también los recuerdo y siento. Por ellos, por nosotros y por nuestros hijos, trabajamos alzando voces con lucidez y con cariño. Un abrazo grande.

    • Miren, vuestro voto desde Madrid es esencial. Nosotros lo vivimos, vosotros lo veis con perspectiva y elegís. Tenéis el valor añadido de expresar porqué elegís este lugar. En la diferencia, su autenticidad, está nuestra sostenibilidad. Hay que erradicar el modelo de desarrollo erróneo. Si pudiésemos, una urna para el Mar Menor, al lado de las del Gobierno nacional, autonómico y local, que fuese un modelo de desarrollo a seguir por todas las opciones políticas. Gracias por tu implicación, es motivadora y abre puertas. Estamos aquí, contamos con vosotros. Un abrazo.

    • Gracias Francisca. Seguimos trabajando por lo que creemos y lo que sentimos. Tú también. Con tu comentario sumas en positivo. El Mar Menor merece recibir tanto como nos da, su protección es esencial para él y para nosotros. La ciudadanía despierta es entonces cuando se siente responsable. Continuamos escribiendo capítulos nuevo de nuestra historia. Un abrazo grande.

    • Hola José. Como ya te he comentado por email, si de mí hubiese dependido, si me hubiesen escuchado, ni un grano de esta arena se hubiese depositado en los 3 años que estuve al frente de medio ambiente. Es un grave problema de Ayuntamientos litorales que el mantenimiento de playas dependa de Turismo o Servicios Públicos, aparte de lo que toca a Costas. Hice más aún más de lo que pude, queda reflejado en documentos relativos a mi trabajo esos 3 años. Medio ambiente debería ser independiente y estar dotado de medios humanos al menos, en cada Administración Pública. Desgraciadamente, no es así, y hacen para que no lo sea. Te agradezco el comentario, ayuda mucho a clarificar lo que sucede y que los vecinos podamos ser decisivos. Además, este tema da para otro artículo, así que gracias por la inspiración. Espero seguir contando con tus aportes. Un saludo.

  2. Es una vergüenza la falta de control de vertidos y estado del mar la playa y el agua.
    Donde hay que votar y perdiendo responsabilidades a las administraciones, que solo se ocupan de las obras particulares y no hacen nada en el paseo marítimo, por ejemplo en los Nietos, donde el deterioro es inaloficable.

    • Hola Antonia. Es precisamente la falta de inspección y control la que nos ha llevado a esta situación de impacto. Bien por falta de medios, bien por dilución de competencias e incluso por ignorancia medioambiental. En Los Nietos el asunto es dantesco, terrible, es la verdad. Creo que el valor está en personas como tú, que desea cambiar las cosas, que ve con los ojos de la realidad. Como ciudadanía, tenemos voz. El Mar Menor, a pesar de todo, sigue luchando contra su eutrofización, yo no pierdo la esperanza. Gracias por conservar la tuya viva y activa. Es un valor necesario. Un abrazo.

  3. yo ya he escrito varias veces sobre la Manga, en general, el mar menor y el mediterráneo. Es una pena y una verguenza como trata la administración de turno a este maravilloso entorno. Las playas están semi abondonadas (limpieza, lavapiés cutres que no sirven para nada, alumbrado deficiente en los pocos paseos marítimos que tenemos, …). ya he comentado varias veces que la gente que no conoce la manga y va por primera vez alucina de la dejadez que hay, que no se pueda pasear de cara al mar (con 18 km de costa), tan solo los pocos paseos que han hecho las comunidades de vecinos y que están sucios y poco iluminados, edificios ruinosos sin derribar….. y por supuesto sin infraestructuras, no tenemos estación de autobuses, el servicio de bus es demencial……en fin que os voy a contar que no sepais

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here