La otra memoria

0

La noche de apertura de campaña se presentó en Murcia por parte de Foro Ciudadano el Libro La Resistencia Cívica, una memoria colectiva de la Región de Murcia. Una memoria que es en realidad una participación colectiva. La movilización de la ciudadanía es el verdadero motor de progreso de una sociedad, lo que mide su estado de salud ante la enfermedad de la inercia.

Es cierto que es un libro en el que diferentes personas han contribuido con unas opiniones valientes y lúcidas, a la amplitud de miras, a intentar mejorar y cambiar lo que no funciona. Y también es cierto que para quienes ostentan el poder ejecutivo es una crítica dura, pero creo que es así como se pueden afrontar los problemas con garantías de resolución, con perspectiva.

Dentro del libro, se han agrupado los artículos escogidos en secciones. La de economía y ecología sobre todo contiene diversos artículos que están relacionados de manera directa con los impactos que recibe el Mar Menor.

Realmente, proteger y estabilizar el ecosistema Mar Menor es un tema tan transversal, que resulta extrapolable a otros lugares si como ciudadanos somos capaces de incidir en la toma de decisiones que afectan al patrimonio común. Este sería un nuevo modo de hacer las cosas que ya está implementado en las políticas de la Unión Europea, aunque falta mucha supervisión y aplicación práctica.

Recientemente hemos tenido conocimiento de que pasaremos otro año más sin las banderas azules ondeando en las playas marmenorenses. Una vez superado el debate que hubo cuando se denegaron sobre la utilidad del distintivo en cuestión, la excusa actual es que no se han solicitado. La causa de la no solicitud desmiente por sí misma el asunto de que “el Mar Menor está mejor que nunca”. Hoy todos tenemos claro que se encuentra aún en frágil equilibrio y que sigue recibiendo vertidos de diferente procedencia. Negar una evidencia, tarde o temprano es una evidencia más, y además queda claro que han decidido no pedirlas por no estar suficientemente preparados para aprobar el examen.

Sinceramente, toda persona con capacidad ejecutiva al respecto debería ponerse a estudiar, escuchar y ejecutar su tarea de salvaguarda del ecosistema.

Ciertamente la historia de la eutrofización de la laguna dejará una cantidad de frases célebres como la también famosa “no hablemos mal de lo nuestro”, otra frase que refleja cómo el asunto Mar Menor ha sobrepasado toda capacidad de raciocinio. Por eso, un libro similar al presentado pero monotemático en torno a la laguna sería un libro para la historia de nuestra Región y más allá de gran valor que además, nos permitirá entender el lado oscuro cuando pase el tiempo.

Una densa noche de primavera caía sobre Murcia, en plazas, bordes del río y demás lugares visibles esperaban los paneles a los grupos políticos y las cortes respectivas de prensa, familiares, amigos y simpatizantes de cada color para proceder al pistoletazo de salida. Sonaba una música envolvente que podía ver en parejas que bailaban de forma elegante, pausada, tomándose las medidas, construyendo un microuniverso de sensaciones. Las ideas que portaba en forma de libro sobre mi mano danzaban también al son y se expandían como luciérnagas.

Deposité el libro entre las flores, con las luces de noche serena iluminándolo y la imagen, con aquella música de fondo que podría ser un tango con aires de mar, quiere ser un mensaje de que el poder verdadero está en el interior de las personas cuyo única ganancia es la satisfacción de ser fieles a sí mismas. Al tiempo, mi mar me llamaba, así que volví a él. “Qué le voy a hace si yo…”

Celia Martínez Mora
Investigadora del IMIDA, activista en grupo de coordinación de Pacto por el Mar Menor desde su fundación. Colaboradora de artículos de opinión. Adora las letras, el medio natural y las personas auténticas. Defensora de la igualdad de oportunidades y la biodiversidad, ama el pensamiento y el conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here