Deslinde, Carmen Conde y sus Poemas del Mar Menor

0

En estos momentos tan difíciles para el Mar Menor en los que mirarlo es asfixiarse en su ausencia de azul, con imágenes recientes de la muerte masiva de fauna en nuestra memoria y las aguas verdes un par de años atrás, reconforta y conmueve leer sobre su esencia desde la verdad de la poesía.

El Festival Poético Deslinde y sus organizadores ha tenido la sensibilidad y la inteligencia de contar con nuestra incontestable realidad cotidiana, y ha incluido el Mar Menor y la crisis ambiental en su temática este año con Carmen Conde como figura de referencia histórica. Autores de grandísima talla, pero sobre todo únicos en su proceso de creación, han venido a este pequeño lugar de un país centrado en otros territorios y asuntos que despistan sobre la gravedad de lo que padecemos, para hacernos partícipes de su sabiduría. En Deslinde han sabido hacerlo con diferentes dinámicas, siempre inclusivas.

Pacto por el Mar Menor fue invitado a participar en el último acto de un gran programa en la Cofradía de Pescadores de Santa Lucía para la lectura de los Poemas del Mar Menor de Carmen Conde. En las bambalinas, por así decirlo, pude ver el manuscrito del poema “Pacto” con fecha 10.IX.59. En una letra limpia y femenina, decidida y personalísima, su autora recoge tantos años antes aquello que motiva y alimenta hoy a Pacto por el Mar Menor; la belleza natural de la laguna litoral ligada al desarrollo de las personas. Es extraordinario comprobar la intemporalidad y el valor que tiene un sentimiento generado por la contemplación y la vivencia de un medio natural único. Cuando él no esté y, en el peor de los casos, lo perdamos artificializado entre especuladores, ineptos y desinformados, podremos recrearlo ante nosotros gracias al legado de la palabra escrita.

Puede muy bien ser la mía la última generación que sienta el desgarro de haber conocido esa bella realidad y haberla visto desaparecer siendo muy consciente de las causas. Sin embargo, podemos construir su memoria, que es la nuestra, e incluso reconstruir todo el proceso que lo ha llevado a decir basta en un ejercicio de honradez colectiva.

Creo sinceramente que es esencial contar con la palabra escrita como transmisora de nuestra historia. Esta palabra, si va ligada al sentimiento, es de un valor incalculable cuando se trata de un sentimiento que nos une e identifica. Los Poemas del Mar Menor de Carmen Conde reúnen lugares, vivencias y sentimientos de la relación humana con el ecosistema perdido. Navegar por ellos hoy día, nos lleva invariablemente a llorar pérdidas. En el recital poético, la voz la pusimos veinte mujeres en un lugar ligado indisolublemente al mar. Veinte mujeres con amplísima heterogeneidad quisimos ser Carmen Conde expresando su sentir, que es el nuestro, por el Mar Menor.

A veces en las luchas humanas es necesario tener un paréntesis para la belleza y la interiorización que nos permita la reconexión con perspectiva. La genial poetisa, la mujer pionera en tantas cosas, creía que “el amor ha sido, es y será, el infatigable motor de la vida”. Su legado escrito muestra un amor que perdura más allá del propio Mar Menor y es el motor por el que no renunciamos a verlo vivir.

Celia Martínez Mora
Investigadora del IMIDA, activista en grupo de coordinación de Pacto por el Mar Menor desde su fundación. Colaboradora de artículos de opinión. Adora las letras, el medio natural y las personas auténticas. Defensora de la igualdad de oportunidades y la biodiversidad, ama el pensamiento y el conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here