San Claudio: “Nunca se han convocado oposiciones para cubrir puestos de arqueólogo subacuático”

3
Para San Claudio España no ha sabido entender qué significa proteger el patrimonio subacuático.
Para San Claudio España no ha sabido entender qué significa proteger el patrimonio subacuático. / RLNE

El director del área de Arqueología Submarina de la Real Liga Naval Española, Miguel San Claudio, ha criticado duramente en una entrevista la dejadez con que la Administración española trata la riqueza subacuática en nuestras costas.

-Conocido es que el nuestro es un país que vive de espaldas al mar. ¿Es también un país que ha dado la espalda a la salvaguarda de nuestro patrimonio subacuático?

-“España en la actualidad está dominada por una mentalidad excesivamente continental, lo que resulta sorprendente en un país rodeado casi totalmente de mares y un océano. Parece que con Carlos III enterrábamos en El Escorial nuestro espíritu marítimo, con las consecuencias que todos conocemos”.

“Tampoco hemos sabido entender lo que significa la defensa de nuestro Patrimonio Cultural Subacuático. Esa falta de cultura marítima nos ha llevado a entender el Patrimonio Cultural Subacuático únicamente a través de los ojos de la Prensa, la cual parece marcar las prioridades en este campo. Así contemplamos cómo las administraciones públicas reaccionan ante los estímulos emanados de los medios de comunicación y únicamente en los casos extraordinarios de expolios efectuados por compañías en busca de beneficios económicos”.

-La lucha contra el expolio arqueológico subacuático en España es una lucha por los titulares en prensa…

-“Nadie parece preocuparse de las verdaderas causas que destruyen nuestro patrimonio cultural subacuático, entre las que los factores naturales son uno de los más importantes, junto con la actividad humana, sobre todo aquella relacionada con las obras públicas. Cualquier autoridad portuaria de mediano tamaño ha ocasionado en nuestro país más destrozos sobre el patrimonio cultural subacuático que todas las compañías cazatesoros del mundo”.

“Pero el que un pecio esté siendo destrozado por la acción del oleaje, o que un dragado arrase con depósitos arqueológicos formados a lo largo de milenios, no abre un telediario ni es primera plana en un periódico, por lo tanto, no tiene el interés que suscita el que un buceador sea sorprendido con un ánfora en su poder”.

-¿Cómo afecta la actual dispersión administrativa en materia de patrimonio sumergido a la seguridad y conservación del mismo?

“Nuestro país ha sido dividido en numerosas administraciones que dificultan, si no impiden, el desarrollo de políticas de Estado, sobre todo en el campo cultural. La Historia Marítima de España es una construcción plural, no es posible, aunque algunos lo intentan, separar en regiones lo que supuso para el planeta y la sociedad humana los aportes en materia de navegación que conllevó el que España favoreciera que los marinos, por primera vez en la Historia, se lanzaran a cruzar océanos de una manera consciente”.

“El desarrollo de estos avances y los descubrimientos geográficos que conllevaron no se pueden explicar en modo alguno de una manera dispersa, es una empresa común que sólo así puede ser estudiada, divulgada y rentabilizada social y culturalmente”.

“Para ello es imprescindible establecer políticas que favorezcan la interconexión e integración entre diferentes y que puedan resultar, de nuevo en una empresa común. Las diferencias y el actual marco español no debe ser una excusa para el inmovilismo actual, no puede aceptarse que la incapacidad para asumir empresas colectivas sea la cortina de humo tras la que se oculta la desidia”.

-¿Qué propondría para mejorar el actual modelo español de protección a nuestro patrimonio sumergido?

“Sólo seremos capaces de proteger aquello que conocemos. España precisa urgentemente de técnicos competentes en la materia. Si contemplamos el número de profesionales españoles actualmente con trabajo dedicados a tareas relacionadas con el Patrimonio Cultural Subacuático, se nos caería el alma a los pies, España y todas sus autonomías no disponen de personal suficiente ni para equipararse en medios y personal con países que consideramos actualmente del Tercer Mundo. Nunca se han convocado en España oposiciones para cubrir un solo puesto de Arqueólogo Subacuático”.

“Una vez que se garantizara un puesto de trabajo estable y digno para los técnicos, sería imprescindible obtener los mecanismos administrativos necesarios para dotar un Centro de Investigación independiente y con un presupuesto propio. Una condición ineludible es que sea un técnico cualificado en este campo el que dirija los trabajos necesarios de investigación y conservación y administre el presupuesto. Hasta entonces y hasta que haya arqueólogos, restauradores y todo el personal auxiliar trabajando bajo el agua, no habremos avanzado ni un milímetro; a pesar de todos los titulares de prensa, leyes, normas y abogados que se quieran sumar a la ecuación”.

-¿Qué papel cree que juega la Real Liga Naval Española dentro del sector marítimo español?

“La Real Liga Naval Española, de la cual soy miembro de tercera generación familiar, tiene entre sus objetivos difundir el patrimonio marítimo entre la población española. Esta tarea de divulgación es fundamental para alcanzar el objetivo de situar a nuestro país en el lugar que por Historia se merece. Deberíamos de ser capaces de hacer ver a nuestros políticos, en general tan alejados del mar, que España tiene mucho que ganar en la defensa de este Patrimonio, no sólo en el ámbito cultural sino también en el político. No en vano, nuestro país dominó los océanos durante mucho más tiempo que cualquier otra nación y eso tiene como consecuencia que exista en cada costa un trocito de España”.

“El patrimonio cultural subacuático resulta además un recurso cultural en alza y que suscita la inmediata atracción de la sociedad, es por lo tanto un factor digno de ser aprovechado y utilizado como vía de penetración en nuevos públicos que reclaman su Historia, están orgullosos de ella y demandan ocasiones de reivindicarla”.

3 Comentarios

  1. Estimado Miguel:
    Creo que el problema es de formación y cultura. De la mar solo se han preocupadp para sacar dinero. La han explotado hasta niveles vergonzosos. Qué vas a pedir en un Pais en el que se cierra uno de los archivos más importantes del mundo, sino el más importante porque un archivero se jubila y no hay personal. Dejaron destrozar al Galatea y venderlo a los ingleses de saldo. ¡Cómo nos van a respetar!. Aquí ni se sabe de historia ni de arqueologia ni de temas náuticos ni de casi nada. Bueno, de futbol ,si pero de poco más. Los que a través de años de mar y salitre y que nos hemos perdido por ese mundo de las profundidades, llevamos ya el salitre en nuestro ADN continuaremos peleando por la mar. Nuestra mar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here