Hoy hace cinco años del fallecimiento de Tomás Maestre Aznar

2

Tomás Maestre Aznar, creador, impulsor y promotor de La Manga del Mar Menor, falleció  hoy hace exactamente cinco años el 17 de julio de 2013 en Madrid, a los 87 años de edad.

Maestre ideó y acometió este proyecto urbanístico, que convirtió a la lengua de arena en uno de los más importantes enclaves turísticos de España.

Este abogado madrileño e inversor inmobiliario nació el 24 diciembre de 1925 en el seno de una de las más destacadas estirpes empresariales de la Región de Murcia. Esta saga debe su prestigio a la actividad iniciada por Miguel Zapata Sáez, “el Tío Lobo”, empresario minero de La Unión y Cartagena. Vinculó su nombre al de La Manga recién iniciada la década de los sesenta.

Tras licenciarse en Derecho, instaló un bufete en la capital española y realizó pequeñas incursiones en el mundo inmobiliario y turístico, tanto en Madrid como en la Costa del Sol.

En los años cincuenta consiguió comprar la totalidad de la restinga mangueña con el objetivo de transformarla en ciudad de vacaciones y destino turístico.

Con nueve años quedó huérfano de padre y con dieciocho perdió también a su madre, según la biografía recogida en el portal de la comunidad www.regmurcia.com. Maestre estudió la carrera de Derecho y se licenció en 1948, al tiempo que se hacía cargo del patrimonio familiar agrícola, centrado en una Hacienda del Municipio de San Javier. A esta actividad se dedicó hasta que en 1952 decidió instalar en Madrid su bufete de abogados.

Emprendió sus primeras incursiones en el sector inmobiliario con diversas experiencias en Madrid y la Costa del Sol. En este tiempo comienza a fraguarse en su mente la idea de convertir La Manga del Mar Menor en uno de los centros turísticos, deportivos y recreativos más importantes de España.

Tras la Guerra Civil la familia Maestre había perdido la práctica totalidad de su patrimonio industrial, a excepción de algunas importantes propiedades en Cartagena entre las que se hallaba la totalidad de la zona norte de La Manga del Mar Menor.

En 1956 Tomás Maestre Aznar logró convencer a su tío, Tomás Maestre Zapata, para que le vendiese el conjunto de sus derechos en La Manga Norte y tras diversos litigios con otros familiares y con Francisco Celdrán, propietario de La Manga Sur, lograría hacerse con la totalidad del cordón litoral.

Una vez consolidado su dominio sobre la zona y con el capital que había logrado reunir, inició las primeras pesquisas urbanísticas en esta franja de terreno.

En 1963 La Manga entra en el ámbito de la Ley de Centros de Interés Turístico y Maestre ya no encuentra barreras para desarrollar su proyecto urbanístico e iniciar las obras de las primeras infraestructuras en la urbanización Conjunto Hexagonal, Malaret, Los Cubanitos, Hoteles Entremares y Galúa, Bungalows Grupo I y II, etc.

El proyecto urbanístico de Tomás Maestre se fue desarrollando en la década de los sesenta y al poco tiempo de iniciarse las primeras urbanizaciones, entró en contacto con Gregory Peters, un magnate americano que había llegado a La Manga atraído por las posibilidades turísticas de la zona. Juntos emprendieron el proyecto de introducir en la oferta mangueña la práctica del golf, para lo que construyeron el primer campo en el valle de Atamaría.

Uno de sus proyectos inconclusos fue Puerto Mayor, la dársena deportiva proyectada al abrigo del Canal del Estacio, abierto este último en 1973 para el paso de las embarcaciones de recreo.

2 Comentarios

    • Gracias a él y a los políticos que se lo permitieron La Manga ha sido urbanizada a lo loco, sin paseos a lo largo de los dos mares. Imposible andar por la orilla del mar menor porque los chalets estan metidos dentro del agua, cuando escucho el nombre de Tomás Maestre pienso en desidia y acaricia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here