Los avances en salud para el 2016. ¿Qué nos espera este año?

0
Avances médicos que se pueden esperar para este 2016.
Avances médicos que se pueden esperar para este 2016. / FLICKR

Son muchas las noticias de Salud que informan de avances en el tratamiento de enfermedades médicas de diversa índole, pero  ¿Van a repercutir sobre la salud tanto como se espera? ¿Cuánta gente se podrá beneficiar de estos tratamientos?

El 2016 empieza con una buena noticia, según la Organización Mundial de la Salud, ha finalizado la epidemia de Ébola más agresiva de los últimos 30 años con un total de 11.315 muertos. Epidemia que no solo ha puesto en jaque a los países africanos de Sierra Leona y Guinea, ha hecho estremecer a las grandes potencias mostrando sus debilidades en cuanto a contención y tratamiento. Una epidemia que acaba, que deja muchos muertos, pero para la que todavía no se tiene una cura eficaz.  Su única esperanza, la investigación.

Los proyectos de investigación, sobre todos aquellos llamados a la popularidad por lo trascendente de sus resultados, son investigaciones que se suelen desarrollan durante años, muchos de ellos más de 5 y de 10. Gracias a la investigación en enfermedades, las personas pueden recibir tratamientos más adecuados y con menos efectos secundarios, por lo que deben ser la prioridad en los programas sanitarios actuales, situación que dista mucho de la realidad.

Actualmente, los principales avances científicos en el campo de la salud se desarrollan principalmente por empresas farmacéuticas privadas y grandes organizaciones gubernamentales americanas en su gran mayoría. La investigación “made in Spain” todavía es una utopía, pero hay que decir que en la mayoría de los proyectos de investigación, incluso liderando algunos de ellos, los españoles juegan un papel fundamental.

Muchos son los criterios utilizados para evaluar los avances científicos que van a repercutir en la forma de tratar a los pacientes en 2016, pero sin duda, estos avances son los más significativos:

El trasplante, la segunda oportunidad

El trasplante de órganos es en nuestro tiempo la única solución disponible para un sin fin de enfermedades que se caracterizan por el mal funcionamiento de un órgano.  Muchos son los órganos necesitados, riñón, hígado, corazón, pulmón, cornea, etc, son los más demandados, pero no los únicos necesitados.

De esto sabemos mucho en nuestra región, ya que Murcia se ha convertido en 2015 en la comunidad autónoma donde más trasplantes de órganos se han realizado, dando y generando vida, en situaciones muy complicadas. La generosidad del ser humano es infinita, hasta en su muerte puede seguir dando vida a los demás. Los españoles somos los más “generosos” del mundo en cuanto a donación de órganos se refiere, y eso dice mucho de nosotros y de cómo entendemos la vida.

Según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT),  han aumentado un 10% los donantes de órganos alcanzando un total de 1851 donantes, que han permitido un total de 4769 trasplantes, colocando a España como líder mundial durante 24 años consecutivos.

Muchos son los avances en trasplante destacados en 2015 que van a influir de manera significativa en 2016.  Uno de ellos, “El trasplante de rostro”: el bombero estadounidense Patrick Hardison se quedó casi ciego después de que se le cayera encima un techo en llamas y su rostro quedara completamente desfigurado. El equipo médico del hospital estadounidense Langone Medical Center de Nueva York, a manos del Dr. Eduardo Rodríguez, realizaba un total de 71 intervenciones encadenadas, con un total de 26 horas de procedimiento, donde se implantó la cara de un donante al paciente desfigurado, que le ha permitido recuperar la visión y “pasar desapercibido” según sus declaraciones. La operación ha marcado un hito importante en la historia de la medicina y abre el camino a la universalización progresiva de este tipo de operaciones que permitirán recuperar una vida normal a todas las personas que queden desfiguradas tras accidentes de este tipo.

La lucha contra el cáncer, ¿una batalla a punto de ganar?

Sin duda 2015 ha sido un año especialmente satisfactorio en cuanto a investigación oncológica se refiere. Los avances en Inmunoterapia (utilización de anticuerpos para el tratamiento de enfermedades tumorales), se han demostrado eficaces en dos ensayos clínicos presentados en la conferencia anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, en el que se demostró mediante esta técnica duplicar la tasa de supervivencia de los pacientes de cáncer de pulmón.  Nadie duda ya que la inmunoterapia podría cambiar radicalmente la forma de actuar contra el cáncer, eliminando de un plumazo los efectos secundarios que provoca el tratamiento con quimioterapia.

Otros muchos avances en oncología significativos que tendrán repercusión en 2016, serán los estudios que han llevado al descubrimiento del  mecanismo que permite a los tumores producir metástasis (que nos ayudará a saber dónde ocurrirá ésta) o la constatación de que la mayor parte de los cánceres son generados por malos hábitos.  En palabras del Dr. DeVita, padre de la Quimioterapia oncológica moderna, “la enfermedad oncológica dejará de ser un problema importante en los próximos 10 años”.

La medicina genómica una medicina personalizada

Llevamos décadas hablando de la medicina personalizada, los tratamientos individualizados basados en las particularidades genéticas de cada persona, pero no cabe duda de que los resultados han sido menos prometedores de lo que se esperaba. Por eso es importante el anuncio del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que aprobó el pasado año un gran proyecto de inversión para fomentar el estudio de este tipo de tratamientos, con un presupuesto de 215 millones de dólares, cuyo objetivo será crear una base de datos nacional que contenga los perfiles genéticos e historias médicas de más de un millón de americanos, algo fundamental para desentrañar los mecanismos biológicos que condicionan la aparición de una u otra enfermedad.

Hasta la fecha, el principal impedimento para el progreso de este tipo de medicina eran los costes tan elevados de la tecnología de secuenciación genética, pero cada vez es más barato obtener el genoma completo de un individuo, por lo que es de esperar que el próximo año se realicen importantes descubrimientos en este campo.

Enfermedades degenerativas, ¿podemos pararlas?

Este año, se presentarán los resultados definitivos de un estudio científico desarrollado por la empresa farmacéutica multinacional Lilly sobre inmunoterapia para la enfermedad de Alzheimer, del que ya se conocen resultados preliminares de gran interés para la comunidad científica. El fármaco Solanezumab, administrado en fase precoz de la enfermedad, permitiría ralentizar enormemente la progresión. Aunque no se trata de una cura definitiva, dotaría a los enfermos de mayor autonomía y de una degeneración más moderada, suponiendo un gran avance en una enfermedad mayormente desconocida.

Nuevos objetivos en hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una de las enfermedades más prevalentes en España, afectando a mas de 15 millones de personas. Se denomina la enemiga silenciosa, por que muchos pacientes no conocen la enfermedad, y otra gran parte no le da importancia, siendo el factor más importante para enfermedades cardiovasculares.

Los estándares de tratamiento hasta ahora venían definidos por el “Estudio Framinghan” de factores de riesgo cardiovascular, que incluye desde 1948 el seguimiento de los habitantes del pueblo de Framinghan en Masachussets, EEUU. Sin embargo el Instituto de Investigación de Riesgo Cardiovascular del Gobierno de EEUU, anunció la interrupción prematura del ensayo SPRINT, el mayor realizado hasta la fecha sobre la presión arterial, pues sus resultados eran lo suficientemente sólidos. El Instituto consideró oportuno dar por acabado el estudio por cuestiones éticas, pues su continuación ponía en riesgo a la mitad de los participantes: en el grupo cuya tensión se había mantenido por debajo de 120 hubo un 26% menos de muertes y un 38% menos casos de fallo cardíaco. El resultado del ensayo obligará a revisar la práctica clínica y medicar con más intensidad a muchos pacientes para conseguir los objetivos de tensión arterial.

Virus de la hepatitis C: cronica de una muerte anunciada

La revista médica Journal of the American Medical Association, a finales de 2015 se hacía eco de los estudios en fase 4 (los estudios que se realizan con pacientes antes de la comercialización de los fármacos) de los nuevos tratamientos para la Hepatitis C. Sovaldi, Olyso, Harvoni, Exviera, y otros, tratamientos actuales para la hepatitis C, con una tasa de curación que supera en algunas situaciones el 90%, verán como sus sucesores, con mejor pauta posológica (veces que se toma el fármaco) curan hasta el 100% en las mejores situaciones. El principal inconveniente será el coste de estos fármacos, pero progresivamente, con el tratamiento a los portadores el virus de la Hepatitis C tiene los días contados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here