El PSOE tampoco supo proteger el Mar Menor en los ochenta

1
Ningún Gobierno regional, sea del color que sea, ha sido capaz de crear una normativa proteccionista efectiva para el Mar Menor
Ningún Gobierno regional, sea del color que sea, ha sido capaz de crear una normativa proteccionista efectiva para el Mar Menor / DLM

Las grupos en la oposición en la Región (PSOE y Podemos) decidieron, cuando empezó a enfermar el Mar Menor, acusar al Gobierno regional del PP de todo el desastre que se ha cernido sobre la laguna acordando, sotto voce y para no dañar supuestos pactos nacionales entre ellos, no extender más allá de los veinte años las acusaciones sobre la culpabilidad de la degradación de la laguna evitando así acusar al antiguo Gobierno socialista de Collado de no haber hecho lo suficiente para salvarla.

De esta forma, los socialistas que gobernaron en los ochenta, quedaban a salvo de culpa blandiendo como argumento en su defensa la existencia de una proposición normativa elaborada por ellos para la protección del Mar Menor denominada “Ley de Zonas y Usos del Mar menor”, aprobada en Consejo de Gobierno el 19 de septiembre de 1986.

Pero esta Ley de hace treinta años y supuestamente proteccionista, que acabó como todo el mundo sabe en agua de borrajas y totalmente dilapidada tras sucesivos gobiernos conservadores, fue duramente criticada desde sus comienzos por ecologistas, científicos y profesores universitarios al afirmar que “no defendía los valores ecológicos de la laguna”. Su puesta en marcha, decían, «no garantizará la preservación de la laguna».

En unas charlas, celebradas el 24 de enero de 1987, (en las I Jornadas de Problemática del Litorial Murciano creada expresamente para rebatir la Ley) los ecologistas acusaron a los socialistas de redactar una normativa “bajo un punto de vista urbanístico con abundancia de criterios economicistas” y muy alejado del espíritu conservacionista que debería tener una ley de este calado.

Para ellos la ordenación del medio marino iba a recibir un trato “muy deficiente” con esta normativa criticando la poca participación social en las directrices territoriales que marca la ley, dato este último curiosamente ahora usado como crítica al Gobierno regional conservador de Pedro Antonio Sánchez por los propios socialistas.

“De aquí —continuaban los ecologistas— a que se apliquen dichas directrices territoriales se habrán liquidado la zona si no se paralizan los actuales planes urbanísticos y otras obras de envergadura”, frase también extrapolable a la actualidad y que dejaba meridianamente claro las prioridades socialistas cuando redactaron esa norma proteccionista.

Pese a las fuertes críticas que recibieron, el entonces director regional de Medio Ambiente, Luis Bernardeau, llegó a defender la Ley afirmando, muy convencido, que “…con ella tenemos un amparo del que carecíamos para la defensa de la laguna. Nos va a servir para el desarrollo normativo de la Ley de Armonización, así como para… …la imposibilidad de hacer vertidos directos al mar o sobre los volúmenes máximos de construcción”.

De nada sirvió la mayoría absoluta con que contaba el gabinete de Collado ni las horas que le dedicaron a su redacción: los dirigentes políticos socialistas regionales tampoco supieron (o pudieron) proteger el Mar Menor hace treinta años… por mucho que ahora intenten descargar sobre los gobiernos conservadores la responsabilidad del estado de la laguna.

1 Comentario

  1. Yo llevo bañandome en el Mar Menor 40 años, y lo sigo haciendo. Hoy el agua estaba turbia y al pisar el fondo se nota la arcilla, igual que cuando me baño en una laguna arcillosa de Castilla. Esa arcilla ha ido acumulandose con las inundaciones otoñales. Antes el Mar Menor era un Mar de solo 800.000.000.000 litros, comunicado con otro Mar Mayor de muuuuchisimos mas litros y el agua se renovaba. Ahora, dicen, es una laguna , y el agua no se renueva como ocurre en las lagunas, ya no es un Mar Menor (pero un Mar) sino una laguna………. uf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here