El cisma de la Sociedad de Tiro Pichón de La Manga (y II)

0
Vista aérea de las instalaciones de la Sociedad de Tiro Pichón en La Manga, frente a los hoteles gemelos Doblemar y Lagoymar / DLM

En el momento de su defensa, y como aparece convenientemente documentado en el Acta original de esta reunión, el arquitecto desgranó los motivos “personales y profesionales” que había provocado este distanciamiento entre Maestre y él.

De la Joya decidió ceder los honorarios profesionales de la construcción del campo de tiro a la sociedad “por su cariño al tiro y por su entrañable relación en aquellas fechas con don Tomás Maestre”, ofreciéndose desinteresadamente a redactar los proyectos de la construcción así como llevar la dirección de las obras.

El arquitecto, por la enorme confianza y amistad que tenía con el promotor, no tuvo inconveniente más adelante en redactar un importante cambio en el proyecto original modificando instalaciones y presupuesto realizado de forma “clandestina” al pedirle el promotor “certificado de obra terminada a una fecha que convenía a los intereses del Sr. Maestre, es decir, 1 de diciembre de 1970, cuando la fecha real de terminación fue octubre de 1972”.

En una carta dirigida por Tomás Maestre a su primo José Luis Rubio el 22 de febrero de 1968, y que presentó en la reunión De la Joya, se explica la picaresca del promotor y su interés por falsear las fechas:

“…ante todo quiero advertirte de que no te asustes de las dimensiones del proyecto [del campo de tiro], porque está concebido para ir haciendo por fase y a medida que pueda ser económicamente posible y, además, inflados los precios para obtener los auxilios del Ministerio de Información y Turismo y de la Delegación Nacional de Deportes

Ante esta “desordenada actuación de don Tomás Maestre Aznar” y el nombramiento irregular del súbdito argentino y protegido del promotor, García Rondán, como Director de Tiro “quien se dedicaba a hacer mofa y befa de los acuerdos que se adoptaban… …fomentando, dentro del Club, la escisión, la insidia y el malestar” De la Joya concluyó su intervención solicitando la “inmediata expulsión” de Maestre y la petición expresa de que se “reponga en su dignidad de Socio de Honor”.

Según el texto del Acta de la reunión “La Junta en pleno hace suyos los argumentos expuestos por don Rafael De la Joya y por considerar su conducta incursa en el aparatado 2º, artículo 46 de los antiguos estatutos sociales, en relación con las disposiciones contenidas en el capítulo IV, artículo 49 y siguientes, se acuerda por unanimidad imponer a don Tomás Maestre Aznar la sanción de expulsión como socio de la Sociedad de Tiro de Pichón”.

Sin embargo, en el Programa de las tiradas federativas que se celebraron el 28 y 29 de agosto de ese año en La Manga seguía sin aparecer De la Joya como “socio de honor” y aún se mantenía como presidente Tomás Maestre y como vocal y director de tiro al conflictivo Juan García Rondán lo que abre la posibilidad de que hubiera existido posteriormente una nueva reunión de la sociedad que anulara la sanción o que ésta no llegara nunca a ejecutarse. En cualquier caso, el cisma dejó muy tocado uno de los proyectos estrella de Maestre para La Manga.

En ese momento figuraba como vicepresidente, Tomás Gaspar de Heredia; secretario, Cristóbal Perea Zapata; tesorero, Teodoro Martínez López; y, vocales, Luis Navarro Garnica, Emilio Rodríguez Bengoechea, Jesús Nuño de la Rosa, Nicolás Fuster Conrado, Pedro Castejón Sáez, Ricardo Pardo González, Esteban Biener Pérez y Jesús Fernández Ortego.

Durante esos primeros y breves años de vida de la Sociedad aparece como Presidentes de Honor Manuel Fraga Iribarne, Marcial Gamboa y Sánchez Barcáiztegui y Claudio Boada Villalonga

Y, los Socios de Honor, eran León Herrera y Esteban, ministro de Información y Turismo y uno de los fundadores de Alianza Popular; Francisco Franco Martínez Bordiu, nieto del dictador; Fernando Martínez Vara de Rey de Córdoba Benavente, teniente general de Aviación; Enrique Oltra Moltó, gobernador civil de Murcia y Valencia; Emilio Romero Gómez, periodista y procurador en Cortes en 1976; José Luis Ortiz Repiso y Rafael Prat Fossi, ambos contraalmirantes y jefes del Estado Mayor del Departamento Marítimo de Cartagena; y Antonio Torres Méndez, alto cargo de la Marina.

El cisma de la Sociedad de Tiro Pichón de La Manga (I)

(Información obtenida del libro «La Manga del Mar Menor. Principales proyectos y estructura societaria», de este autor. Edlibrix 2018).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here