La construcción de la Cornisa del Estacio del Puerto Tomás Maestre (I)

0
Vista aérea del proceso de colmatación previo a la construcción del Puerto Tomás Maestre / DLM

Al dividirse el Puerto, técnica y empresarialmente, en dos dársenas independientes Tomás Maestre optó por finalizar Puertomenor primero al ser la zona donde los terrenos ganados al mar se completaron antes.

Y sobre los pantalanes construidos erigieron los locales necesarios para dotar al puerto de una mínima infraestructura turística.

Juan José Ligues Creus fue el arquitecto encargado de la construcción de los locales laterales al Puerto para la ubicación de comercios y restaurantes siendo Puertomenor S.A. el propietario de la obra.

Según el proyecto “toda la edificación es de una planta y solamente en los extremos se han proyectado dos alturas en las que se construyen unas viviendas en primera planta”.

Se ha concebido esta solución lineal de edificación para uso fundamentalmente comercial al servicio de los usuarios del Puerto, teniendo por lo tanto primordial importancia la creación de locales para venta de todo tipo de artículos al público, y reservando específicamente determinados emplazamientos para la instalación de bares, restaurantes, cafeterías, etc.

Pero para conseguir un incremento en las subvenciones Ligues Creus se vio obligado a reelaborar el presupuesto el 5 de febrero de 1975 donde acaba justificando el encarecimiento final de la obra llegando a duplicar el coste inicial:

A falta de mano de obra local, ha de ser traída de los remotos puntos de contratación de los pueblos del interior, alejados en un radio aproximado de 50km. con la consiguiente pérdida de jornada laboral y gastos de transporte y seguros.Las mismas dificultades en lo que conciernen al acarreo de materiales, por la lejanía de los depósitos de origen. La necesidad de emplear materiales y acabados especialmente tratados contra la alta corrosión del medio ambiente, por su escasa cota (+2) del paraje; la proximidad de las capas freáticas de agua salada, el ambiente permanentemente salino que generan las brisas de las masas marinas y la intensa insolación y alto grado de humedad ambiental.”

El arquitecto, además, lo justifica por el hecho de tener que construirse sobre un solar que antaño era mar “ganado a ella por rellenos llevados a cabo con piedra… …esta composición exige el empleo de sistemas especiales de cimentación mediante pilotes en busca de suelo firme situado a una profundidad media de 12m.”

Resulta significativo comparar ambos presupuestos: el original entregado a Maestre, firmado este mes por el propio arquitecto en Tudela y que cifraba el coste de la obra en 32.199.500 pts.; con el final, presentado en la memoria definitiva de abril del mismo año por importe de 69.466.600 pts. una vez hechos los “retoques” correspondientes.

Un 216% de sobrevaloración encaminado a lograr más ayudas (préstamos estatales a muy bajo interés al ser la zona Centro de Interés Turístico Nacional) que ya denunciara otro arquitecto, Rafael De la Joya, y visto en otro artículo.

Detalle del presupuesto elaborado por el arquitecto para la construcción de La Cornisa / DLM

En cualquier caso los beneficios netos de la operación eran espectaculares. Según un cuadro de precios de venta realizado al mismo tiempo tenían previsto obtener, sumando las viviendas y locales comerciales de la Cornisa, 121.422.900 pts.; lo que suponía casi cuatro veces más del precio de coste original.

En una nota interna de Tomás Maestre a Enrique Doval, fechada el 17 de febrero de 1975, el primero le recuerda que “…interesa cuanto antes tener este expediente aprobado por Turismo… …para obtener el crédito turístico, para lo cual es previo un largo y penoso proceso, que tardaremos muchos meses en recorrer”.

La construcción de la Cornisa del Estacio del Puerto Tomás Maestre (y II)

(Información obtenida del libro «La Manga del Mar Menor. Principales proyectos y estructura societaria», de este autor. Edlibrix 2018).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here