El hotel Mangalán se encuentra en ejecución hipotecaria.
El hotel Mangalán se encuentra en ejecución hipotecaria. / GOOGLE EARTH

Desde finales del año pasado figura en el Juzgado de Primera Instancia Número 5 de San Javier una ejecución hipotecaria (la 00124/2015) a instancias del Banco Marenostrum contra el dueño del hotel Mangalán S.L. de La Manga del Mar Menor “en reclamación —añade el documento oficial al que ha tenido acceso Diario de La manga— de 1.019.843,23€ por principal y, en su caso, por intereses vencidos, más 305.952,97€ presupuestados para intereses y costas”.

Aun así el hotel Mangalán permanece con su channel manager (canal de venta) abierto pudiendo reservarse estancias a partir de Semana Santa como se puede comprobar en varios portales especializados, en su propia web e incluso en el portar de Turismo del Ayuntamiento de San Javier.

Según fuentes cercanas a la entidad bancaria todo el proceso puesto en marcha puede llevar «hasta dos años en el caso que de hubiera alguien interesado en la adquisición del hotel a través de la subasta en el que se encuentra actualmente”.

Fuentes del Juzgado han informado a DLM que la subasta del hotel tendrá lugar el próximo 4 de abril, a las 11:25 horas, en la sede de la Sección de Subastas Electrónicas Provinciales de la Ciudad de la Justicia de Murcia. En el caso de que no hubiera ningún interesado se volvería a subastar más adelante con una rebaja del treinta por ciento de su valor de salida.

El hotel cuenta con 142 habitaciones, distribuidas en ocho plantas, sobre una superficie total construida de casi ocho mil metros cuadrados a orillas del Mar Menor.

Según datos del documento que obra en el Juzgado de San Javier el valor del bien “a efectos de subasta es de 2.287.500€”

La subasta, sin embargo, presenta especiales dificultades para los licitadores dado que al tener un número de habitaciones inferior a doscientas en la playa complica mucho la rentabilidad del negocio. “Es difícil —añaden fuentes del sector turístico consultadas por DLM— que algún empresario no establecido en la zona pueda interesarse por él. No es que no sea rentable, es que no ganas dinero con los periodos tan cortos de estacionalidad que hay La Manga. Tendría que ser capaz de desestacionalizar su oferta”.

A pesar de haberlo intentado los actuales propietarios han declinado hacer declaraciones a DLM.

Las dificultades económicas por las que atraviesa el hotel Mangalán se unen a las que han estado sufriendo este invierno otros hoteles de La Manga como consecuencia del conflicto surgido con los viajes del IMSERSO lo que puede debilitar aún más la ya de por sí escasa oferta hotelera de la zona.

5 Comentarios

  1. «¡Esto se hunde. Abandonen el barco. Niños y mujeres primero. Que no cunda el pánico!»
    Teníamos el transatlántico más bonito pero gracias a la incompetencia del capitán (y gran parte de la tripulación), se está yendo a pique.
    ¿Para cuando un capitán en condiciones (léase ayuntamiento propio)?
    ¿Cuanto tiempo más dejamos que nos dirigen al iceberg?
    ¡Motín ya!

  2. Una situación ésta que, no por esperada, es menos trágica para La Manga y para la dirección y equipo humano del Hotel Mangalán. He tenido la inmensa suers te de colaborar con ellos en asesoramiento de RRHH y fué una experiencia muy enriquecedora personalmente. La Manga se hunde tras 25 años de continuos errores políticos , en su mayoría desde la Comunidad Autónoma que nunca, repito, nunca , se ha creído el potencial turístico de La Manga del Mar Menor. Seguimos soportando a dos ayuntamientos que «chupan» la sangre (véase el IBI, basura, licencias, concesiones..etc) y apenas revierten es esta zona el 8% de lo recaudado. Cuando no quede un hotel en activo, los gobiernos locales seguirán recaudando lo mismo, o más, para seguir invirtiéndolo en otras zonas fuera de esta población litoral. Y seguiremos asistiendo al duelo de tener que escribir comentarios como estos. Una pena, pero cada pueblo tiene lo que se merece, o lo que vota en las urnas cada cuatro años.
    Mucho ánimo a los amigos del Hotel Mangalán. ¡ Suerte ¡

  3. Se veía venir. Un hombre construye para sus hijas un hotel. Directora y subdirectora respectivamente. Que se creían que era como jugar al parchís. Por favor, algo de profesionalidad y competencia. La gestión del hotel es de broma. Todo familiares enchufados. Ese es el RRHH. Y este es el resultado: la quiebra.

  4. Normal, era de esperar. Ninguna de las directoras tiene preparación ni capacidad de gestión de ningún establecimiento, sólo saben vivir del dinero de sus padres, a lo cual ellos nunca se han opuesto.
    Una familia que vive por encima de sus posibilidades, que se construyen un hotel como si fueran ricos, que malgastan, que desatienden el local para viajar, salir y comer fuera, que malgastan el dinero y no cuidan el negocio como debiera ser.
    Un padre que no mira por el negocio, sino para que sus hijas tengan buenos coches y casas, que le da igual cerrar en fechas que no debiera o que sus hijas se vayan de viaje en fechas altas cuando debieran estar al pie del cañón.
    Gente que se creen nuevos ricos y que no saben lo que es trabajar.
    Dos niñatas que no tienen ni preparación ni formación ninguna para gestionar un negocio, y que lo que hacen es quitar del sus trabajos a los maridos y familiares para que vivan todos a costa del hotel.
    En fin, un sin parar de motivos para que un negocio que pudiera haber funcionado, ellas mismas se lo hayan cargado.
    Descanse en paz el Hotel el Mangalán, y que tenga suerte esa familia, porque en la ruina se queda y no saben ni trabajar para vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here