¿Una nueva junta vecinal dividida?

1
Mapa de la diputación cartagenera del Rincón de San Gines.
Mapa de la diputación cartagenera del Rincón de San Gines. / AYTO CARTAGENA

Lo que parecía ser una vieja reivindicación de más de once mil personas del Rincón de San Ginés se puede convertir en un nuevo quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de Cartagena. A finales de enero la oposición (PP, Ciudadanos y Podemos) se unió para crear la decimotercera junta vecinal de Cartagena, que afecta a las localidades cercanas al Mar Menor como Los Nietos, Los Nietos Viejos, Mar de Cristal, Islas Menores, Playa Honda, Playa Paraíso, Los Belones, Atamaría, Las Jordanas y Las Cobaticas. En teoría, Cabo de Palos y La Manga están incluidas en esta nueva demarcación administrativa pero los vecinos de las localidades primeras no lo quieren así.

¿La razón? Los vecinos entienden que las necesidades de estas dos últimas poblaciones son totalmente distintas a las demás, es decir, que su mayor preocupación es la de crear o fomentar el turismo para atraer visitantes e intentar desestacionalizar una zona que entienden que el escaso presupuesto con el que contará la junta no podría cubrir las carencias que necesitan sus habitantes. El resto entienden que no son residencias vacacionales y que las infraestructuras que requieren giran en torno a seguridad, alumbrado, limpieza y reparación de desperfectos, entre otras cosas.

“La Manga y Cabo de Palos necesitan promoción turística porque su fuente de ingresos es esa. Esa zona también para muchos como segunda residencia y sus intereses no coinciden con los nuestros. Es decir, ellos pueden pedir que se mejore la comunicación con el nuevo aeropuerto para ganar turistas, pero nosotros necesitamos tener una transporte público normal y corriente y sin agujeros en las carreteras”, explicó el presidente de la Asociación de Vecinos de Mar de Cristal, Ángel Monedero.

La problemática ya la conoce el concejal de Descentralización, Juan Pedro Torralba, a quien los vecinos le han pedido que pongan en marcha la junta número trece y la catorce que separe a estas poblaciones, un extremo que tiene pocas posibilidades de llevarse a cabo, en palabras del edil. El Ayuntamiento ha puesto en marcha la maquinaria necesaria para crearla aunque de momento no tiene presupuesto ni fecha de comienzo ya que, como advirtió el ayuntamiento, los presupuestos de este año ya están cerrados.

Para la presidenta vecinal de Cabo de Palos, Cristina Aguado, la problemática no debe ser motivo de conflicto entre unas poblaciones que presentan carencias y que necesitan muchas infraestructuras por lo que pide la unión de todos. “Es cierto que no tenemos las mismas necesidades pero si no estamos juntos, no hacemos nada. También hay que ver con qué presupuesto nace la junta vecinal, porque no va a dar para mucho. Es bueno que la pongan en marcha y será efectiva, si tiene presupuesto”, añadió Aguado.

El movimiento para “controlar” la junta vecinal ha comenzado en los foros internos de los partidos políticos. Ciudadanos se reunió con representantes vecinales el pasado 14 de febrero en el Centro Social de Los Belones donde les informó de primera mano el funcionamiento y cómo la formación naranja sacó adelante su propuesta en sesión plenaria. Partido Popular, Movimiento Ciudadano, PSOE y Cartagena Sí Se Puede miran de reojo su puesta en marcha.

1 Comentario

  1. Y la Manga Norte? No existe?. Eso significa dividir aún mas La Manga. Por una parte el Rincon de San Gines. Por otra parte la Manga Norte. La Manga «NO EXISTE. No existe La Manga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here