CGT vuelve a denunciar a La Manga Club ante Inspección de Trabajo

0
CGT vuelve a denunciar a La Manga Club por acoso laborar a una de sus trabajadoras
CGT vuelve a denunciar a La Manga Club por acoso laborar a una de sus trabajadoras (imagen de archivo) / CGT

Tras la sentencia del pasado mes de enero del Juzgado de lo Social Nº 2 de Cartagena condenando a La Manga Club a pagar 6.000 euros a una trabajadora por «acoso por parte del jefe de pastelería diariamente» el sindicato CGT considera que se está volviendo a repetir la misma situación de acoso laboral sobre el mismo trabajador y ha optado por denunciar de nuevo ante Inspección de Trabajo esta situación.

Para la sección sindical de CGT en el complejo La Manga Club esta situación es «inaceptable» ya que al acosador se le ha mantenido en su puesto de trabajo mientras que a la acosada se le ha trasladado de sitio.

«Nuestra compañera —añade— estuvo de baja por ansiedad, debida a las agresiones psicológicas y estos últimos días ha tenido que volver al médico porque ha vuelto a manifestarse la ansiedad. No vamos a permitir que se trate así a una trabajadora que lleva veintitrés años haciendo su trabajo de repostería de manera profesional y sin ninguna queja hasta la fecha. Pensamos que no es producto de la casualidad que estos hechos se estén produciendo después de su denuncia por acoso laboral».

Siempre según el sindicato, es ahora la empresa la que le acusa de una serie de fallos e incumplimientos en su trabajo.

«En reunión mantenida con el responsable de Recursos Humanos —continúa CGT— se relatan una retahíla de productos de repostería que han sido mal confeccionados, mencionando la existencia de fotografías donde queda reflejado el mal estado de algunos de los productos referidos. De igual manera se afirma que han tenido conocimiento de esas deficiencias debido a una serie de informaciones facilitadas por varias personas, entre ellas su responsable jerárquico directo».

«Resulta extraño que la empresa no facilite, ni muestre las fotografías que dice tener en su poder y que demuestran, según el responsable de Recursos Humanos, que esta trabajadora es la responsable de las deficiencias en la repostería. De igual forma resulta extraño que tampoco facilite el nombre de las personas que la acusan de realizar mal su trabajo, excepto el de su superior, que tiene la categoría de Sub Chef Ejecutivo y su especialidad no es la repostería».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here