Procabo pide a las administraciones una gestión sostenible de los arribazones de posidonia

2
Los arribazones permite una protección natural a la pérdida de arena de las playas durante la época de termporales / DLM

La recién creada Asociación para la Protección de Cabo de Palos (Procabo) ha presentado esta semana una solicitud, ante diferentes administraciones regionales y municipales, para reivindicar la importancia de mantener los arribazones (hojas y tallos desprendidos naturalmente de las plantas de Posidonia oceanica) que se acumulan en las playas de Levante y Amoladeras de Cabo de Palos, dado que “ejercen -afirma- una importante función de barrera contra la erosión al reducir la pérdida de arenas de nuestras costas durante los temporales, frecuentes sobre todo en otoño en el área mediterránea”.

“A pesar de este papel protector -continúa la Asociación- los arribazones son retirados de playas y calas, principalmente por motivos estéticos, al ser escasa la conciencia ciudadana sobre su importancia”.

Esta retirada, recuerda Procabo, altera la dinámica litoral y genera problemas de estabilidad.

La Asociación llama también la atención sobre las operaciones de regeneración de playas realizadas en invierno y primavera de 2017 y que fueron denunciadas por la Plataforma Pacto por el Mar Menor ante la Fiscalía de Medio Ambiente “en las que se utilizaron arenas de canteras de granulometrías muy finas y maquinaria pesada, dando como resultado un aumento de la turbidez con efectos negativos en las praderas de Posidonia existentes”.

Además, estas operaciones según los responsables de la Asociación “no tuvieron los efectos deseados, ya que el temporal ocurrido meses después, en agosto de 2017, volvió a azotar el muro del paseo provocando desperfectos en las escaleras de acceso a la playa”.

Procabo, finalmente, solicita a las Administraciones que en las labores de retirada de los arribazones y regeneración de playas se tengan en cuenta criterios científicos orientados a la conservación del litoral que incluyen, por ejemplo, la limitación de la retirada de arribazones a playas de uso turístico intensivo y en época estival (junio, julio y agosto) evitando maquinaria pesada que produzca compactación; el respeto hacia las playas donde se mantengan sistemas dunares y la revalorización de los restos vegetales de posidonia oceanica para fines diversos (construcción, compostaje, obtención de energía a partir de biomasa…).

“Estas medidas -concluye- pueden y deben compatibilizarse con actividades de educación ambiental”.

2 Comentarios

  1. la Playa de Cabo de Palos tiene mucha mas arena que hace 20 años y es debido entre otras cosas al espigon que se construyo par proteger la playa. La podredumbre solo deja problemas sanitarios.Pero hagan ustedes lo que quieran,siempre lo hacen!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here