Las ermitas del Monte Miral logran su protección legal

0
Imagen de parte del conjunto arquitectónico conformado por las ermitas del Monte Miral, catalogadas como BIC y en lamentable estado de abandono / JLD

La coordinadora de Patrimonio de MC Cartagena, María Dolores Ruiz, ha recibido la notificación de la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM en la que se le informa de la incoación del expediente 99/2018, para requerir a la propiedad medidas urgentes de protección y conservación de las ermitas del monte Miral 1, 5 y 6.

María Dolores Ruiz ha anunciado que “según el libro del profesor Alejando Egea Vivancos, en el que nos basamos para solicitar la modificación del expediente de declaración de San Ginés de la Jara, la ermita 1 es la original ermita de los ángeles y la más importante del complejo eremítico. De la ermita 6, sólo quedan restos que podrían ver la luz únicamente mediante una excavación arqueológica”.

“Se trata de un importante avance, pues por ministerio de la Ley, las ermitas quedan protegidas desde la incoación de este expediente”, ha reseñado.

Cabe recordar que es la tercera ocasión en que se solicita esta protección desde enero de 2016, instando en primer lugar a la modificación del expediente de declaración de BIC del Monasterio de San Ginés de la Jara, que sólo incluye tres ermitas.

Éstas obtuvieron una resolución por parte del órgano administrativo el día 5 de junio de 2014, que obligaba a la empresa Portman Golf a consolidarlas de forma urgente. Resolución que, a fecha de hoy, se encuentra aún pendiente de ejecución.

La modificación solicitada, incluyendo las ermitas 1, 5 y 6, y otro expediente en que se solicitaba la incoación como Bien de Interés Cultural de la Romería de San Ginés de la Jara, fueron desestimados por la Dirección General de Bienes Culturales, que incoa el procedimiento de Sitio Histórico del Miral el día 16 de febrero de 2017, incluyendo ambas solicitudes.

Ya en un informe del 21 de junio de 2016, el arquitecto de la Dirección General, José Buendía López, indica que el día 25 de marzo de 2014 se visitan cuatro ermitas del Monte Miral que “figuraban en el censo de Bienes del Servicio de Patrimonio Histórico. No obstante, según posteriores informes de los Servicios Técnicos de catalogación, de fechas 15 de diciembre de 2014 y 12 de mayo de 2015, en el decreto de declaración como Bien de Interés Cultural del Monasterio de San Ginés de la Jara y Ermitas del Monte Miral, sólo figuran tres ermitas, que son en las que interviene el proyecto presentado. Por tanto, la cuarta ermita y, en su caso, los posibles restos de las otras que se mencionan en los informes de catalogación señalados, carecen en este momento de la protección prevista en la Ley 4/2007 para bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia, aunque la cuarta ermita al menos se encuentra en el entorno de protección del BIC definido en el decreto de declaración mencionado”.

“El estado de conservación de esta ermita -continúa- es similar a la de las otras tres y las medidas a adoptar en ella asimismo similares, si bien se desconoce el estado de conservación de los posibles restos de las otras ermitas, por lo que procede que, en primer lugar, se dote a estos inmuebles de protección que garantice su conservación y que permita que se adopten las medidas pertinentes para ello”.

Ruiz ha argumentado que “estando al frente del organismo de Cultura de la CARM las cesadas Noelia Arroyo y María Comas, se desatendieron nuestras solicitudes en dos ocasiones permitiendo que, a pesar de los informes técnicos que avalaban nuestra solicitud, continuasen desprotegidas y hayan continuado deteriorándose”.

“Ésa ha sido la marca del PP en patrimonio durante legislaturas, lo que ha llevado a diversos particulares y asociaciones, entre los que se encuentra MC, a estar estudiando si se ha favorecido el expolio por omisión y las acciones, incluso penales, que deban interponerse contra los responsables”, ha afirmado la coordinadora de Patrimonio de la formación cartagenerista.

María Dolores Ruiz ha continuado explicando que “en el caso de las ermitas, siquiera se han protegido desde su declaración las 2, 3 y 4, existiendo documentación gráfica de que la ermita número 3 estaba completa en el año 2003 y ahora le falta la mitad, a causa de los desprendimientos que se han producido por falta de conservación”.

Por último, ha finalizado aseverando que “celebramos que el nuevo consejero y director general de Bienes Culturales, a pesar de sus iniciales reticencias, se hayan puesto las pilas y cumplan la ley, porque a estas alturas tras la desidia e incapacidad demostradas por Arroyo y Comas es hasta buena noticia que se haga lo que dice la Ley y se protejan bienes cuyo expolio han consentido los sucesivos responsables políticos, siempre en perjuicio de la Comarca del Campo de Cartagena, como sucede con el Monte Miral, la Catedral, la Casa del Tío Lobo o Villa Calamari”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here