Cs acusa al PP de ser el responsable de los 5,2 millones que debe pagar el Ayuntamiento por inclumplir el Plan Parcial de El Vivero en La Manga

0
Plano del Plan Parcial de El Vivero en La Manga del Mar Menor / DLM

Ciudadanos ha tachado de “desgracia” la política urbanística del PP en Cartagena tras conocerse que el Ayuntamiento ha sido condenado “por incumplir el convenio urbanístico firmado en 2005 para desarrollar el Plan Parcial El Vivero en la entrada de La Manga del Mar Menor.

Según el portavoz de la formación naranja, Manuel Padín, esta nueva situación “va a suponer una verdadera sangría para las arcas públicas” algo que ya se sabía desde 2015 y que apareció en un artículo publicado en Diario de La Manga donde la portavoz de Cartagena Sí Se Puede, Pilar Marcos, señalaba que “supondría una indemnización millonaria que difícilmente podría asumir el Ayuntamiento”.

“Esta condena -afirma Padín- supone 5,2 millones de euros, una cantidad que debemos sumar a la que vamos a pagar por la enajenación de suelo en La Azohía que puede llegar a los 4,5 millones de euros por los intereses, y los 1,5 millones de euros por las expropiaciones irregulares de Casco Antiguo”.

Según el portavoz de Cs “todos y cada uno de los contribuyentes cartageneros pueden agradecer al Partido Popular, ese partido que recibió la oferta de MC para Gobernar Cartagena en 2019 durante el Debate sobre el Estado del Municipio, el desembolso de más de once millones de euros que se detraerán de servicios básicos por la ruinosa gestión urbanística del PP, que no sólo no pide disculpas a la ciudadanía, o depura responsabilidades internas como haría cualquier partido sano, sino que se permite con mucha soberbia dar lecciones magistrales en los plenos sobre su gestión económica y coloca a los responsables en puestos públicos de alta responsabilidad; eso nos da una idea aproximada del nivel de regeneración que tiene el actual PP”.

Padín no olvida tampoco “la complicidad de MC y el PSOE que han tenido la oportunidad de solventar el problema pero que han preferido subirse al tren de la desidia de los anteriores gobiernos”.

Aun así, Manuel Padín sostiene que la herencia más perniciosa que nos ha dejado el PP ha sido dejar a Cartagena sin Plan General de Ordenación Urbana, “es difícil cuantificar el dinero que se ha dejado de invertir en el municipio, el que se ha dejado de ingresar vía impuestos y el riesgo de indemnizaciones que todavía nos acecha por esa chapuza popular, pero es una cifra millonaria”.

Silencio municipal

Ciudadanos va a pedir que se convoque de forma extraordinaria la Comisión Informativa de Urbanismo e Infraestructuras o cualquier otro foro que considere pertinente el Ejecutivo municipal para analizar entre todos las consecuencias que pueden acarrear las condenas por los casos de El Vivero de La Manga y La Azohía, y el plan del Gobierno local para hacer frente al pago, “no es la primera vez que pedimos algo así, no entiendo que el PSOE siga empeñado en ocultar estos hechos a los cartageneros y a los grupos políticos que los representan y que nos tengamos que enterar una y otra vez a través de la prensa”.

Manuel Padín advierte que si el Ejecutivo se niega buscará el apoyo de otras formaciones políticas para sumar el tercio de los miembros necesario para que la alcaldesa, que es la presidenta de la Comisión, tenga que hacerlo obligatoriamente.

“Estas condenas sí merecen un Pleno extraordinario monográfico pero creo que ni MC ni el PP están por la labor, prefieren convocar Plenos extraordinarios para debatir sobre el sexo de los ángeles y desplegar su espectáculo preelectoral”, recrimina el portavoz naranja.

Para Manuel Padín “esta reunión se debe producir en los próximos días y debe servir también para evaluar entre todos los grupos políticos si estas resoluciones judiciales deben suponer la dimisión de los cargos municipales implicados en su tramitación”.

Dimisión del Director de Urbanismo

Además de pedir responsabilidades políticas al PP y al PSOE, el grupo municipal de Podemos exige “por enésima vez” la dimisión del Director de Urbanismo del Ayuntamiento.

“Un medio ambiente arrasado por el ladrillo, inseguridad jurídica, una expansión irracional e innecesaria, barrios deprimidos y viviendas vacías, urbanizaciones aisladas y sin servicios en medio del campo, expropiaciones injustas e ilegales, terratenientes que son dueños de ¾ partes del municipio y que aceitan sus negocios en los despachos de la alcaldesa de turno… La ciudadanía de Cartagena sigue soportando las interminables consecuencias de la corrupción urbanística, a la que debe sumar la pérdida constante de muchísimo dinero público por los sucesivos reveses judiciales”.

Para Podemos, el caso revierte mayor gravedad aún pues se trata del enriquecimiento y la especulación en el propio Mar Menor, todo un símbolo de cómo el urbanismo salvaje y desregulado, con la absoluta complicidad de la Administración Local, ha terminado por destruir un paraje natural único en toda Europa, un patrimonio que se encuentra herido de muerte desde hace varios años.

La formación morada ha criticado el doble discurso de la alcaldesa, que se llena la boca hablando de ecologismo mientras sigue dando vía libre a la urbanización de nuestro litoral (Los Urrutias, El Lirio, Playa Paraíso, etc.), y mantiene en el cargo a quienes como Jacinto Moncada han favorecido todo el despropósito urbanístico que tenemos.

Cartagena Sí Se Puede (Ctssp) ha calificado a Ana Belén Castejón como “digna heredera de Pilar Barreiro, ya que no osa enfrentarse al lobby constructor-inmobiliario, sino todo lo contrario: mantiene estrechos vínculos con éste, se reúne a escondidas para destrabar sus negocios, y en general tiene una política servil con el sector, del que incluso forman parte algunos familiares directos suyos”.

Esto es lo que ha llevado a decir a Pilar Marcos, portavoz del grupo municipal, que “en Cartagena no gobierna el PSOE, gobiernan los especuladores inmobiliarios, los terratenientes y las grandes contratas. Todas lucrándose a costa de los cartageneros.”

La formación morada ha exigido responsabilidades en este nuevo capítulo de la corrupción urbanística de Cartagena, “ya que no puede ser que las arcas públicas sigan siendo un canal de trasvase de los impuestos de la gente que alimenta a los mismos de siempre, los mismos protagonistas con nombre y apellido: políticos del PP y del PSOE, constructores, terratenientes y altos funcionarios municipales que siguen su cargo pese a estar hundiendo el Ayuntamiento. Lo más sangrante de todo no es el verdadero entramado de corrupción urbanística que caracteriza a Cartagena, lo más sangrante es que se ha perpetrado a costa de liquidar nuestro medio ambiente y las arcas municipales de todos los cartageneros”.

Enlace al artículo “El Vivero, otro proyecto urbanístico a orillas del Mar Menor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here