El Parque Regional de Calblanque solo admitirá la presencia de 291 coches en su interior este verano

0
Un momento de la reunión de la Junta Rectora del Parque, celebrada ayer en el centro social de Los Belones / CARM

El sistema de control y vigilancia para acceder al Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila se pondrá en marcha por primera vez durante la Semana Santa y se extenderá hasta el puente de octubre fijando un límite máximo de 291 vehículos en su interior.

Esta es una de las novedades que recoge para este año la orden de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente en la que se establecen “las medidas y actuaciones diseñadas para preservar la fauna y la flora de este espacio natural protegido durante los periodos de alta afluencia de visitantes” y que se presentó ayer durante la reunión de la Junta Rectora del Parque.

Así, a partir del 18 de abril y durante los fines de semana y festivos de este periodo, un equipo de vigilancia se encargará de supervisar el acceso y estacionamiento de los vehículos a motor al área de playas, de forma que no se supere la citada capacidad para que “no se produzcan afecciones a los valores naturales de este Espacio Natural Protegido”.

Este control de accesos, que se prolongará durante toda la Semana Santa y los fines de semana y festivos de abril, mayo y junio, se llevará a cabo a través de barreras en los dos controles principales de acceso a las playas del Parque y en los tres controles de acceso secundario a las playas Larga-Negrete y Calblanque-Arturo-Magre.

Además, y a partir también del 18 de abril, se hará efectivo el cierre permanente del camino que discurre por el norte de las Salinas del Rasall y el camino que accede desde el área de El Atochar al área de Larga-Negrete.

Autobuses desde el 22 de junio

Durante el periodo estival se pondrá en funcionamiento el sistema de autobuses para acceder a las playas, que permanecerá activo entre el 22 de junio y el 1 de septiembre.

Durante este tiempo, se limitará el acceso de vehículos a motor al área de playas a partir de las 9 de la mañana, así como el estacionamiento en horario nocturno.

A lo largo del año 2019 continuarán también las regulaciones de uso público a la zona del Cabezo de la Fuente durante el periodo reproductor de las rapaces, estando limitado el senderismo y la escalada en las inmediaciones de las áreas de nidificación.

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, destacó que este sistema “cuenta con el apoyo social de todos los colectivos implicados representados en la Junta Rectora del Parque Regional”.

Todas estas medidas “tiene como objetivo -ha añadido- evitar y minimizar los daños en la flora y fauna que puede generar una afluencia masiva de visitantes, como atropellos de animales o daños en la vegetación por las pisadas o rodaduras de los vehículos. El control de accesos nos ayuda, además, a evitar riesgos de seguridad vial y a facilitar la evacuación en caso de incendio forestal o de otro tipo de emergencia”.

Según la propia Comunidad este dispositivo ha reducido un 90 por ciento el número de vehículos que acceden al área de las playas del Parque Regional durante el periodo estival con respecto al año 2013 “lo que ha contribuido a disminuir el polvo en suspensión, los atropellos de fauna, las afecciones sobre los hábitats o el riesgo de incendios, asimismo, ha mejorado la calidad de la visita y el grado de satisfacción de los visitantes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here