Sánchez-Solé afirma desconocer con qué aprobaciones contaban los organizadores de Marina Day para realizar el evento

1
Imagen de archivo de los pantalanes del Puerto deportivo Tomás Maestre / JLD

El director del Puerto Deportivo Tomás Maestre, Alfonso Sánchez-Solé, ha remitido a Diario de La Manga copia de la carta de contestación que realizó ayer lunes al secretario de la Asociación de Titulares de Derechos de Atraque del Puerto, Manuel Gómez, donde justifica su negativa a autorizar Marina Day este año afirmando no poder, como responsable, “dar permiso a unas actividades que desconozco por completo y que no sé con qué aprobaciones cuentan”.

Sánchez-Solé recuerda a Gómez que las competencias de su cargo hacen que deban dirigirse a él “…todas las peticiones de utilización de las instalaciones o servicios, siendo atribuciones de aquel señalar los lugares de fondeo o atraque de las embarcaciones, además de ordenar y organizar la totalidad de los servicios que el puerto y sus instalaciones puedan prestar”, estableciéndose en el artículo 4 del Reglamento de Explotación y Policía que “entre los servicios de la competencia del Director del Puerto, están… la regulación de las operaciones de movimiento de… vehículos sobre los muelles, zonas de depósito, carenado y aparcamiento, caminos de servicio y todos los terrenos objeto de la concesión…”

“Consiguientemente –aclara Sánchez-Solé- si esa Asociación quería organizar algún evento en las instalaciones portuarias, el Presidente y legal representante de la misma… …debió proceder a solicitarlo al Ingeniero Director y con la necesaria antelación, acompañando al efecto la imprescindible memoria detallada de las actividades a realizar, con sus fechas y horarios, descripción de las zonas portuaria terrestre o de flotación afectadas, identificando las empresas o profesionales autónomos participantes (a efectos de realizar las pertinentes comprobaciones acerca de su situación legal ante la Seguridad Social y la de sus empleados y colaboradores, el cumplimiento de sus obligaciones fiscales en relación con los servicios que pudieran prestar y su contraprestación económica, y en su caso su idoneidad profesional para la concreta actividad a desarrollar por los mismos), aportando los correspondientes permisos y autorizaciones municipales o licencias de actividad y sanitaria, seguros de responsabilidad civil, estudios de su incidencia en el tráfico peatonal, de vehículos y en las plazas de aparcamiento, instalación de aseos desmontables, medidas de vigilancia, seguridad y de protección contra incendios del evento y la específica incidencia de todo ello sobre los muelles y pantalanes y las embarcaciones allí amarradas, junto a los eventuales permisos de Industria y los proyectos y autorizaciones para acometer los enganches de las carpas, tenderetes, puestos, casetas, etc., a las redes generales de suministro de energía eléctrica, de agua potable y de saneamiento al puerto, en definitiva, todo lo imprescindible para poder valorar la oportunidad del evento, la necesidad de su realización en zonas portuarias y el pleno cumplimiento de la normativa legal, singularmente la seguridad de las personas (particularmente de los niños y menores por las atracciones feriales, sus anclajes y aseguramientos y la cualificación técnica de sus operarios), así como las embarcaciones, vehículos y demás bienes”.

“La explotación comercial del puerto –continúa- es un derecho de contenido patrimonial cuya titularidad corresponde a la compañía Concesionaria, por lo que la misma debe prestar su conformidad a la organización de eventos en zonas antes no cedidas específicamente a terceros para su uso individualizado y, en su caso, exigir la oportuna contraprestación material por la cesión temporal de espacios o de elementos portuarios, singularmente al tratarse de actividades comerciales que persiguen un lucro económico de las empresas y profesionales intervinientes, pues lógicamente Puertomenor S.A. es una compañía mercantil y no de una entidad no lucrativa como esa Asociación”.

Sánchez-Solé, finalmente, acusa a los organizadores de Marina Day de haber actuado con una “carente e imprescindible diligencia previa la organización del evento”.

1 Comentario

  1. Hubiese sido muy interesante que Marina day se hubiese celebrado este año y los años anteriores y que se celebrase en los próximos años. ¿ por qué no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here