Daphne advierte de la desaparición completa de las pinturas de las ermitas del Monte Miral

0
Imagen de dos de las ermitas completamente abandonadas a pesar de estar ya declaradas BIC / JLDOMÍNGUEZ

La situación en la que se encuentran las pinturas negras que decoran la Ermita de los Ángeles del Monte Miral, declaradas Bien de Interés Cultural, ha cobrado especial protagonismo a nivel nacional tras la publicación de un artículo en el diario La Razón donde se advierte que «desaparecerán para siempre».

Así lo ha denunciado la Asociación para la Defensa del Patrimonio (Daphne) que desde hace meses viene reclamando a las autoridades competentes, y especialmente a la Consejería de Cultura, que exija a su propietario, la empresa Portman Golf, «que ejecute las obras de consolidación necesarias para proteger el conjunto patrimonial».

A pesar de que existen innumerables denuncias y resoluciones emitidas desde la Dirección General de Bienes Culturales para que se lleven a cabo las obras en los ermitorios protegidos, los responsables han hecho caso omiso a todas ellas, añade el diario de alcance nacional.

Aunque en un principio parecía que iban a cumplir los estipulado por la Ley de Patrimonio, pronto se paralizó su ejecución, sin que hasta el momento se hayan retomado las obras sin tener en cuenta la urgencia de llevar a cabo la actuación que consta en la resolución emitida por los técnicos de Cultura.

Las instrucciones incumplidas no solo afectan a la conservación de las pinturas del ermitorio de los Ángeles, sino también a las obras urgentes de consolidación de las ermitas, 2,3 y 4 incluidas en el decreto de declaración del Monasterio de San Ginés de la Jara, así como los edificios 1,5 y 6 incluidos en la reciente declaración del sitio histórico del Miral.

«En cuanto a las pinturas negras, no solo se han abandonado -según denuncia Daphne- sino que, ni siquiera se han documentado, datado, estudiado o protegido, con lo que su desaparición puede ser considerado un expolio para el patrimonio de todos los murcianos».

La Asociación en Defensa del Patrimonio no se explica cómo, desde la Consejería de Cultura no se ha abierto todavía un expediente sancionador contra la mercantil propietaria del lugar, o se han ejecutado ya las obras subsidiarias para evitar la pérdida o destrucción del ermitorio, en un procedimiento que se inició en el año 2014, por lo que se ha alargado, de forma incomprensible, cinco años.

Daphne considera que no existe ninguna razón técnica por la cual la Administración consienta la paralización de las obras de consolidación, que solo han afectado a una pequeña parte de la ermita de los Ángeles pero que ni siquiera han comenzado en el resto de edificios.

La Asociación está dispuesta a remitir al Ministerio de Cultura una denuncia de «expolio del monumento por omisión» que afecte al propietario y a las administraciones competentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here