Denunciadas 120 personas por pesca furtiva en el Canal del Estacio de La Manga

0

La Guardia Civil y la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma han realizado, de forma conjunta y durante una semana, una serie de inspecciones en el Canal del Estacio de La Manga y que han resultado con la identificación de 120 personas que se hallaban practicando la pesca recreativa en zona prohibida.

Los pescadores han sido propuestos para sanciones por presuntas infracciones a la Ley 2/2007, de 12 de marzo, de Pesca Marítima y Acuicultura de la Región de Murcia, cuyas penas al respecto oscilan entre los 301 euros y los 60.000 euros.

Las actuaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil, en el marco de los servicios establecidos para prevenir y perseguir la pesca ilegal, detectó la publicación de una serie de vídeos, en plataformas digitales de redes sociales, donde aparecían numerosas personas practicando la pesca recreativa en zona prohibida del Canal del Estacio.

Desde ese momento, efectivos del Seprona y de unidades de Seguridad Ciudadana y Fiscales, en colaboración inspectores del Servicio de Pesca de la Comunidad Autónoma, llevaron a cabo numerosos controles para prevenir dichas conductas, así como para identificar a las personas que las venían practicando.

Estos dispositivos conjuntos, desarrollados durante una semana, han resultado positivos con la identificación de 120 personas que, de forma masiva, se encontraban en el lugar practicando la pesca recreativa en superficie que, una vez identificadas, han sido propuestas para sanción por presuntas infracciones a la Ley 2/2007, de 12 de marzo, de Pesca Marítima y Acuicultura de la Región de Murcia.

Los denunciados se enfrentan a sanciones que oscilan entre los 301 y 60.000 euros, lo que podría verse incrementado en los casos en los que, además, el infractor carezca de la correspondiente licencia para el ejercicio de la pesca recreativa de superficie.

La Guardia Civil ha averiguado que, si bien, se trata de ciudadanos particulares, parte de estas capturas podrían ir destinadas a su venta a comercios sin el correspondiente control sanitario necesario para la comercialización de los peces.

La Benemérita recuerda que la pesca en zonas no habilitadas perjudica a los ecosistemas, en este caso a la entrada y salida de doradas al Mar Menor, así como que puede ocasionar posibles accidentes al tratarse de un canal de navegación con tránsito de embarcaciones.

Las artes de pesca y los especímenes aprehendidos fueron puestos a disposición de la Dirección General de Producción Agrícola, Ganadería y Medio Ambiente, quien ha decretado la destrucción del pescado y su entrega a una empresa de gestión de este tipo de residuos, al no poder determinarse su idoneidad para el consumo humano.

Debido a la vulnerabilidad de las especies marinas que transitan por el Canal del Estacio, la Guardia Civil mantiene en el lugar los oportunos dispositivos de control para verificar el respeto a la prohibición de pesca existente en la zona.

Información facilitada por el gabinete de prensa de la Dirección General de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here