Las Salinas de Marchamalo quedan protegidas por el Tribunal Constitucional

0
Las salinas de Marchamalo quedan protegidas parcialmente de veleidades constructoras con la nueva sentencia del TC
Las salinas de Marchamalo quedan protegidas parcialmente de veleidades constructoras con la nueva sentencia del TC / J.L.DOMÍNGUEZ

Una sentencia del Tribunal Constitucional matizando la Ley de Costas tumba el apartado específico destinado a las salinas y a la intención de convertir, sus terrenos, en privados. De esta forma, todos aquellos propietarios de salinas se acaban de encontrar sobre sus despachos con un duro varapalo si pretendían poner en marcha proyectos privados en estos espacios considerados, con esta decisión del Constitucional, como “de dominio público marítimo-terrestre”

«La pretensión –añade la sentencia en clara relación a las salinas- de excluir porciones del dominio público natural en atención a su transformación artificial y al tipo de explotación resulta constitucionalmente inadmisible».

Pese a ser un problema que afectaba directamente a terrenos de Murcia, el Partido Socialista de la Región no participó en los recursos que sí presentaron sus compañeros de partido de Andalucía y Asturias contra una Ley que se consideró parcialmente inconstitucional, como ahora ha quedado demostrado, en el apartado referente a la intención de convertir todas las salinas en propiedad privada con potestad de sus propietarios para hacer y deshacer a su antojo en ellas.

Como señala El Confidencial esta intención privatizadora nació del deseo del entonces exministro del Partido Popular, Abel Matutes, quien controla “la mayoría de las salinas y plantas de acuicultura en Cádiz con concesiones en veinticinco salinas y que se encuentran en dominio público marítimo terrestre” por diseñar una Ley adaptada a sus particulares intereses empresariales y que le hubiera permitido contar con siete mil quinientas hectáreas en Andalucía.

Otro interesado en la privatización de las salinas nacionales era el expresidente balear por el PP, Gabriel Cañellas, quien tenía intención de hacerse con la propiedad de todas las mallorquinas, valencianas y gallegas.

Pero, además, el TC añade un interesante argumento que impide poner en marcha iniciativas empresariales que pudieran ser ubicadas en otro lugar: una posible prórroga de explotación solo puede darse, cita El Confidencial, si afecta a “actividades o instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación… …lo que dejaría fuera a hoteles y otras instalaciones.”

Con estas modificaciones a la Ley de Costas, relacionada con las concesiones en espacios marítimo-terrestres, las salinas de Marchamalo quedan parcialmente blindadas de posibles recalificaciones por sus propietarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here