ANSE quiere olvidarse de una vez de Puerto Mayor

0
Imagen aerea de La Manga del Mar Menor.
Imagen aerea de La Manga del Mar Menor. / BLACKNUBA

Recuperar la playa y volver a su estado natural es lo que quiere ver de una vez por todas la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) en Puerto Mayor, en La Manga del Mar Menor. Así se lo hicieron saber el pasado lunes al presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, a quien pidieron que inicie los trámites para anular la concesión de la zona y así recuperar ambientalmente la zona.

Responsables de ANSE aprovecharon la visita para informar de los problemas que tiene la zona si se siguen los proyectos que se han anunciado por parte de su administración. Por eso, transmitieron su protesta al presidente por los continuos anuncios del Consejero de Fomento e Infraestructuras para la mejora y construcción de nuevas infraestructuras como paseos marítimos en La Manga y ribera del Mar Menor y construcción de numerosos tanques de tormenta, o mejora y ampliación de puertos deportivos (Playa Honda y Lo Pagán), mientras se discute el documento sobre la Estrategia de Gestión Integrada del Mar Menor, como paso previo para definir las inversiones de la Inversión Territorial Integrada (ITI) del Mar Menor.

En este sentido, los naturalistas piden que una parte significativa de los presupuestos de la ITI del Mar Menor sean destinados a la restauración ambiental y paisajística de La Manga y el entorno del Mar Menor. Además, han pedido a Sánchez que establezca una regulación adecuada y limitaciones al uso de embarcaciones a motor en la laguna, en lugar de fomentar su uso con la mejora de las infraestructuras existentes y el mantenimiento de todos los puertos deportivos actuales, y la aprobación del Plan de Gestión de los espacios de la Red Natura 2000, que fue retirado tras las protestas de diferentes sectores empresariales.

Por último, la Asociación considera que el establecimiento de medidas adecuadas de gestión y reducción de impactos en la agricultura y en la pesca podrían hacer compatibles estas actividades con la conservación de la naturaleza del Mar Menor y su entorno para el futuro.

Por el contrario, ANSE opina que sería necesario anular algunos de los proyectos urbanísticos aprobados durante los últimos años, como ocurre con la urbanización de Novo Carthago, e incluso demoler una parte de lo construido en las zonas más frágiles de La Manga, para hacer más sostenible la actividad turística con la conservación de los recursos naturales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here