Cartagena se refugia en los diplomas Q de calidad turística para hablar en FITUR de sus playas

0
Cartagena recibió, junto a otros muchos municipios, los certificados Q de calidad para algunas de sus playas.
Cartagena recibió, junto a otros muchos municipios, los certificados Q de calidad para algunas de sus playas. / CARM

El Ayuntamiento de Cartagena ha tratado de maquillar la ausencia completa de La Manga del Mar Menor y sus playas en los actos centrales programados para la Feria Internacional del Turismo de Madrid, FITUR, con el anuncio de «haberse traído de Madrid» los diplomas de Calidad Turística que premian, según la Corporación municipal, «la calidad y profesionalidad de los servicios y equipamientos para el disfrute de las zonas de baño costeras por parte de los veraneantes».

«Nuestro municipio —continúa una nota prensa— es, a nivel nacional, el que cuenta con mayor número de estos distintivos de calidad, un total de doce: Cala del Pino, Mar de Cristal, Levante (Cabo de Palos), Cala Cortina, San Ginés en La Azohía, Islas Menores, Galúa, Cavanna, La Gola, Playa Honda, Playa Paraíso y Barco Perdido.»

Pero fueron más los establecimientos murcianos que en esta edición han sido merecedores de la certificación: el Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas de Murcia, el Balneario de Archena, el restaurante El Casón de La Vega, de Santomera, la casa rural Mi Campo, de Molina de Segura, la Oficina de Turismo de Lorca, el parque regional Arenales y Salinas de San Pedro del Pinatar y las playas de La Puntica y Villananitos de San Pedro del Pinatar.

El acto donde se hizo entrega de estos diplomas tuvo lugar en la llamada «Noche Q», que se celebró paralela a la Feria de Turismo, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, siendo el encargado de entregar este diploma el presidente del Instituto de Calidad Turística de España, Miguel Mironés.

Plena accesibilidad

Para la vicealcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, el municipio «seguirá trabajando por aumentar estas distinciones de calidad en las playas y por mejorar los servicios turísticos y de accesibilidad en las zonas de baño de la costa».

Castejón ha avanzado que todos las personas con discapacidad tiene que tener garantizado el acceso a las playas mediante la eliminación de barreras arquitectónicas «para lo que es necesario el ordenamiento y adaptación de equipamientos turísticos como quioscos y chiringuitos, con el objetivo de que no se conviertan en obstáculos y cuyas instalaciones garanticen la accesibilidad de todas las personas con aseos adaptados y rampas para personas con movilidad reducida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here