La oposición rechaza los Presupuestos regionales para 2018

0
Un momento de la presentación del proyecto de Presupuestos regionales para 2018 en la Asamblea Regional / DLM

Tanto PSOE como Podemos han presentado sendas enmiendas a la totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018, proponiendo su devolución al Gobierno regional al dudar que los datos económicos aportados por el equipo de López Miras puedan cumplirse teniendo en cuenta que los motores sobre los que se apoya el modelo productivo murciano, turismo y agroexportación, se encuentran en “una preocupante situación de incertidumbre internacional”, afirma el portavoz de la formación morada, Óscar Urralburu.

“Ambos sectores -añade Podemos- más allá de las políticas que pueda ejecutar el gobierno regional, seguirán sometidos a vaivenes sobre los que difícilmente podremos actuar a nivel regional” añadiendo el agravante del impacto sobre la economía regional que puedan traer los efectos del cambio climático y que no se han tenido en cuenta a la hora de ajustar el presupuesto regional para 2018.

En el extenso informe de sesenta y siete páginas entregado por Podemos rechazando los presupuestos de 2018 aparecen continuas referencias a la situación del Mar Menor y su área de influencia.

Tanques de tormenta

La formación morada ve apartados que “parecen una broma” como las cifras destinadas a “obras inservibles y mal planificadas como los tanques de tormenta, rechazados reiteradamente por la comunidad científica y las que se destinan más de cuatro millones de euros”.

Por ejemplo, el proyecto 45110 “tanque de tormenta en Mar de Cristal” dotado con 1.008.706 euros, el proyecto 45111 “tanque de tormentas en Playa Honda” dotado con 1.000.000 euros y el proyecto 45120 “tanque de tormentas en Santiago de la Ribera (Patrulla Águila)” dotado con 2.004.688 euros son partidas con importante dotación presupuestaria mientras el proyecto 45117 “obra de ejecución de planta piloto para eliminación de nitratos” apenas cuenta con una dotación de 200.000 euros.

“Además, se dota -añade Urralburu- una partida misteriosa por su inconcreción, el proyecto 45876 “infraestructuras de agua en el Mar Menor, dotada con nada menos que 1.000.000 euros, sin que comprendamos a qué se van a dedicar”.

Turismo mal planificado

Podemos considera que no hay cambios en sus políticas para promover un turismo de calidad y la diversificación de la oferta turística.

“Siguen siendo los mismos planes de beneficios a corto plazo, de construcción urbanística, de elevada estacionalidad turística, de empleo precario y de destrucción del medio ambiente. Siguen insistiendo en el modelo de fracaso que nos ha traído hasta aquí”.

“Tenemos en la Región el máximo exponente del turismo del pelotazo en nuestro Mar Menor, desolador ejemplo de su gestión en materia de preservación del medio ambiente y de graves y crecientes efectos negativos para el turismo, actividad económica fundamental en esa zona. Ecosistema de elevadísimo valor ecológico a nivel regional, nacional, europeo e internacional, que está sufriendo una de las mayores crisis ambientales de su historia, viendo los recursos que destinan a su recuperación en estos presupuestos, y considerando la magnitud de los problemas a resolver, no dejan lugar a dudas de su absoluta ineptitud e irresponsabilidad”.

Medio Ambiente

Para la oposición en el Parlamento regional el medio ambiente sigue siendo “maltratado, desmembrado y desfigurado en la estructura departamental y presupuestaria del actual gobierno de la comunidad autónoma”.

“Los presupuestos ambientales actuales no son ni la sombra de lo que fueron, mientras que los retos y necesidades (Red Natura, contaminación, Mar Menor) han aumentado exponencialmente”.

En lo relativo a la laguna todo el presupuesto de la Dirección General del Mar Menor asciende a poco más de diez millones de euros “una cifra indigna comparada con la de cualquier otra dirección general, especialmente considerando la magnitud de los problemas a resolver y el impacto socioambiental de los retos a asumir y solucionar”.

“Se dedica a personal la miserable cantidad de 0,1 millones de euros. Resulta inadmisible, teniendo en cuenta las necesidades de gestión de los problemas de la laguna salada. En correspondencia con ello, no se dota presupuestariamente a la Oficina Técnica del Mar Menor, porque supuestamente los créditos que tenía asignados el OISMA en proyectos para el Mar menor pasan a esta Dirección General”.

“El Plan de Gestión Integral lleva tres lustros -añade Podemos- redactado, en exposición pública, escondido en un cajón por el gobierno regional, olvidado, vuelto a revisar y actualizado, en exposición pública, escondido en un cajón por el gobierno regional, olvidado, vuelto a revisar y actualizado, en exposición pública… En la cuarta ronda de este ciclo del hámster, la exposición pública fue en 2016. Desde finales de 2016 hasta hoy no sabemos en qué fase nos encontramos. Todo lo que entiende el gobierno regional por “Oficina Técnica del Mar Menor” se resume en la adjudicación de dos contratos con Tragsatec. Causa sonrojo”, concluye Urralburu.

Según la formación morada las Actuaciones Prioritarias (el grueso de la inversión) cuentan con “una partida ridícula” de 4,2 millones de euros en comparación con, por ejemplo, cualquier partida de la Consejería de Agricultura y de otras muchas consejerías que no están implicadas en afrontar una situación extraordinaria como es la catástrofe ecológica del Mar Menor.

“Y cabe añadir que esas Actuaciones Prioritarias no hacen mención alguna a intervenciones para resolver el origen de los problemas, es decir, para reducir la contaminación en origen en el regadío del Campo de Cartagena. En lugar de eso, en las Actuaciones Prioritarias se mencionan actividades de educación ambiental, señalética y cuestiones de este tipo, en las que, siendo positivos, no gozan de prioridad para resolver el problema del Mar Menor. Se sigue sin querer afrontar la raíz de los problemas”.

“La Dirección General de Medio Ambiente cuenta con unos míseros 17 millones de euros, contando con sólo un millón más que en el ejercicio precedente, pese a los cometidos que debe abordar. Compárese con el presupuesto de otras muchas Direcciones Generales. Con esos exiguos fondos y conforme a la Memoria de Presupuestos hay que gestionar, de forma muy resumida, esta larga lista de responsabilidades, “la evaluación ambiental de planes y proyectos, planificación en materia de calidad ambiental, prevención y gestión en materia de residuos, suelos contaminados, vertidos al mar y calidad del aire, autorización ambiental integrada, autorización ambiental única, autorizaciones ambientales sectoriales en materia de residuos y suelos contaminados, de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera de vertidos de tierra al mar, vigilancia e inspecciones en estas materias, así como las de reconocimiento de la excelencia ambiental y de acceso a la información en materia de medio ambiente”.

Dinero para la ARCA

El grupo parlamentario de Podemos finaliza el informe criticando duramente la dotación de 500.000 euros asignada, dentro del programa de Calidad Ambiental, para la creación de la Agencia Regional del Clima y el medio ambiente (ARCA).

“Solo puede calificarse de despropósito la creación de este organismo, que nada tiene que ver con el nombre que se le asigna para encubrir la función de agilizar expedientes administrativos bajo el nombre de cambio climático y medio ambiente. ¿Cuál será estructura de esta Agencia?, ¿tendrá órganos directivos?, ¿quién puede formar parte de ellos? ¿Habrá representantes de entes privados en los órganos de toma de decisiones?”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here