Luengo visita San Pedro para asistir a la instalación de las primeras redes antimedusas en el Mar Menor

1
El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, se desplazó al término municipal de San Pedro de Pinatar, gobernado por el PP para ver la colocación de las primeras redes antimedusa. / CARM

Durante estos días se están instalando los 43 kilómetros de redes antimedusas a cargo de la Comunidad Autónoma “para garantizar un baño seguro en sesenta áreas del Mar Menor”, según ha anunciado la Dirección General de Medio Ambiente.

En total serán 1.100 paños de red que empezaron a instalarse ayer y que se retirarán en octubre.

Esta actuación preventiva cuenta con un presupuesto superior a los 500.000 euros “y permitirá -ha añadido la Comunidad- dar empleo durante cuatro meses a seis barcos y una docena de pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar, así como a un equipo formado por cuatro buzos”.

El dispositivo se mantendrá hasta el 30 de septiembre, mientras que entre el 1 y el 15 de octubre se llevarán a cabo las labores de retirada y desmontaje, en las que también participará la Asociación Hippocampus.

“El pasado año -señala- esta colaboración permitió garantizar la supervivencia del 100 por 100 de los caballitos de mar que se habían enganchado en las redes”.

Durante los tres meses y medio que permanecerán instaladas las redes, además, se llevarán a cabo labores de arreglo, limpieza y mantenimiento de las mismas.

Mayor transparencia del agua

El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, que se desplazó ayer expresamente a San Pedro del Pinatar para observar la instalación de los primeros metros de redes aprovechó la oportunidad para anunciar que los últimos datos de las catorce estaciones de medición permanentes instaladas en el Mar Menor para vigilar y controlar su evolución “revelan una mayor transparencia y un descenso en los niveles de turbidez y clorofila”.

“En concreto -ha añadido- las últimas mediciones mediante el Disco de Secchi recogen que la profundidad de visibilidad de la transparencia de las aguas media es de casi cinco metros”.

Por su parte, el índice de turbidez se situaba en 1,31; mientras que el de clorofila, cuya medición se emplea para detectar la presencia y abundancia de fitoplancton, registra un descenso a 0,90.

Según la Comunidad ambos parámetros están en mínimos desde que se comenzó a realizar el control exhaustivo de los mismos en las aguas del Mar Menor en el verano de 2016.

Luengo ha afirmado que “estas mediciones muestran una evolución positiva de la calidad de las aguas de la laguna, que ha recuperado los valores de salinidad y temperatura y mantiene bajos niveles de nutrientes y clorofila”.

“Los datos muestran -ha indicado- que el Mar Menor está dando síntomas de su capacidad de respuesta, lo que puede incrementar su resistencia frente a la subida de las temperaturas prevista para las próximas semanas, aunque sigue siendo un ecosistema con un equilibrio delicado”.

1 Comentario

  1. Una mejora de la que ( a ser cierta) hay que alegrarse, es necesario emprender actuaciones que estabilicen el buen estado de las aguas y los ambientes eliminando los vertidos contaminantes: residuos agrícolas y urbanos, impidiendo nuevas construcciones en toda la manga…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here