Cartagena y San Javier ponen en marcha la campaña anual contra el mosquito tigre

0
El Ayuntamiento procedió ayer a fumigar los alrededores de las Salinas de Marchamalo, colindantes con Playa Paraíso, donde se está construyendo un nuevo edificio a orillas del Mar Menor. / AYTO CARTAGENA

Desde el Servicio de Salud Pública y Laboratorio del Ayuntamiento de Cartagena se ha puesto en marcha la campaña de prevención contra el mosquito tigre «para lo cual -añade- se ha lanzando un llamamiento a la colaboración ciudadana que permita realizar un eficaz control de las plagas urbanas más habituales cuando llega el calor».

El mosquito tigre (Aedes albopictus), cuya presencia fue detectada en el municipio hace ya varios años, es competente con la transmisión a la especie humana de varios virus y parásitos, como el dengue, el chikungunya y el Zika, entre otros.

Este tipo de plaga se ha detectado tras colocarse 250 trampas en el litoral, desde Águilas hasta San Pedro del Pinatar, cubriendo 6 km hacia el interior, durante el otoño de 2013.

Además de los tratamientos de adulticidas y larvicidas ecológicos realizados por la empresa concesionaria del servicio también se realizan visitas, puerta a puerta, «para asesorar e informar a los ciudadanos que lo deseen, además, de buzoneo».

El Ayuntamiento de Cartagena está adherido a una red entomológica gestionada por la Consejería de Salud que servirá para conocer las poblaciones de mosquito tigre en el municipio. En este programa se realiza la colocación de 36 ovitrampas en todo el municipio para detectar la presencia de este insecto e intensificar los tratamientos y buzoneos en las zonas con mayor presencia.

El problema de la proliferación de mosquitos no puede ser controlado sin la colaboración de la población del municipio. La actuación municipal solo puede hacerse en zonas públicas, con lo que las acumulaciones de agua en viviendas privadas siguen creando un habitat ideal para la cría de mosquitos.

Por este motivo y debido a las fuertes lluvias caídas en nuestro municipio en las últimas semanas, el Ayuntamiento de Cartagena recomienda:

– Eliminar de las viviendas cualquier acumulación de agua, sobretodo en las de veraneo.
Revisar platos de las macetas, sumideros, fuentes, estanques, y piscinas. En caso de que tengan bastante agua, es suficiente con clorarla periódicamente, pero si la cantidad es poca, deben desecarla o eliminarla. Todos estos focos descritos, desarrollan larvas de mosquitos, los cuales generan un problema para todo el vecindario.
– Guardar los juguetes.
– Voltear los recipientes que no se utilicen.
– Cambiar continuamente el agua de la mascota y de las macetas.
– Cerrar bien todos los recipientes que se encuentren en el exterior y las bolsas de basura.

También aconsejan realizar una trampa para mosquitos, ya que estos eligen a sus víctimas por el dióxido de carbono que emiten al respirar. De ahí, que la trampa sea una buena herramienta, ya que en su interior se produce este tipo de gas incoloro.

Además del mosquito tigre, el Ayuntamiento de Cartagena está efectuando una campaña acerca de las poblaciones de aves, en este caso, en el control de las gaviotas.

También en San Javier

El Ayuntamiento de San Javier también anunció ayer la puesta en marcha de la campaña contra el mosquito tigre ante la llegada del calor y la cercanía del verano.

La Concejalía de Sanidad empezó esta semana la difusión de la campaña por los mercadillos de San Javier y Santiago de la Ribera con un punto de información para la difusión de un tríptico informativo que se repartirá masivamente entre la población «ya que este tipo de mosquito suele habitar, preferentemente, en los jardines de las viviendas».

Por otro lado, San Javier, como el verano pasado sigue colaborando con el Sistema Regional de Vigilancia del Mosquito Tigre para lo que ya se han colocado siete ovitrampas, una más que el pasado año, con el fin de ampliar el control vectorial de la posible presencia del mosquito tigre en el municipio.

Se trata de trampas biológicas, que se ubican en lugares públicos, y que solo utilizan agua, una tira de papel para capturar los huevos del mosquito tigre, y dos bolas de comida (alfalfa) que hacen la función de llamada. Estas trampas se analizan periódicamente a través del sistema regional de vigilancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here