Las Salinas de Marchamalo sigue sin poder acoger ninguna actividad el Día Mundial de los Humedales

0
Las Salinas de Marchamalo continúan en un lamentable estado de abandono a pesar de las iniciativas parlamentarias aprobadas para su recuperación / JLD

La Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente ha organizado este año una vez más rutas, visitas guiadas y avistamientos de aves «para poner en valor y difundir la riqueza natural de los humedales de la Región» sin que pueda incluir ninguna actividad en las Salinas de Marchamalo por el lamentable estado de conservación y abandono en el que se encuentra.

Estas actividades se desarrollan entre los días 31 de enero y 2 de febrero en el marco del Día Mundial de los Humedales y «tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de estos espacios naturales en la lucha contra el cambio climático».

En la actualidad, la Región cuenta con 62 espacios incluidos en el Inventario Nacional de Humedales que ocupan una superficie total de cerca de 19.000 hectáreas y que sirven de hábitat a más de un centenar de especies de aves.

La Comunidad, ha pesar del estado en el que se encuentra Marchamalo, sigue incluyéndolo dentro de los humedales del Mar Menor, junto a las Salinas de San Pedro del Pinatar y Encañizadas. Además, la Región cuenta con los criptohumedales de los Saladares del Guadalentín y del Humedal de Ajauque y Rambla Salada, los arrozales de Calasparra y Salmerón o los bosques de ribera de Cañaverosa y Almadenes.

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, subrayó la relevancia de estos espacios “por su gran diversidad biológica”.

Estos espacios “son el hábitat ideal en el que se desarrollan especies singulares como la gaviota de Audouin, la malvasía cabeciblanca o la gaviota picofina, pero además suponen un importante aliado en la lucha contra el cambio climático, ya que absorben y almacenan carbono, contribuyen a reducir las inundaciones, a atenuar las sequías y protegen las costas frente a temporales”, explicó Consuelo Rosauro.

El objetivo de estas actividades, que este año se desarrollarán en el Parque Regional de las Salinas de San Pedro y en la Reserva Natural de Cañaverosa y que se pueden consultar en la página web de la Dirección General de Medio Natural, es «dar a conocer los valores naturales y culturales de estos humedales, mostrar las amenazas a las que se enfrentan y promover la implicación y la participación de los ciudadanos en su conservación».

La primera de estas actividades, orientada a los escolares y que se celebrará los días 31 de enero y 1 de febrero, es una visita guiada por el sendero que recorre los humedales del Parque Regional de las Salinas de San Pedro. En ella, en concreto, participarán unos ochenta escolares de cuarto curso de Educación Primaria del CEIP Antolinos de San Pedro del Pinatar, que podrán conocer los valores paisajísticos y ambientales de este ecosistema a través de cuentos, experimentos y talleres participativos.

El 2 de febrero, en este mismo espacio pero abierto ya al público, tendrán lugar sendas visitas guiadas. La primera de ellas, bajo el nombre ‘Humedales, la sal de la vida’, permitirá a los participantes descubrir las salinas de San Pedro y las montañas de sal como ejemplo de desarrollo sostenible. De manera simultánea se llevará a cabo una actividad especial de avistamiento de aves en la que, mediante unos telescopios instalados cerca de las charcas salineras, se podrá observar de cerca algunas de las especies que habitan este ecosistema.

Ese mismo día, la Reserva Natural de Cañaverosa acogerá la ruta guiada ‘Humedales: solución natural’, que discurrirá a través de la senda de la Huertecica y en la que se incidirá en los beneficios que aportan los humedales como solución natural frente al cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here