Liberada una tortuga boba a punto de ahogarse al quedar enredada en una red de pesca en La Manga

1
Imagen de la tortuga boba liberada ayer / CARM

La Dirección General de Medio Natural liberó ayer un ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta) que fue localizado a punto de ahogarse tras quedar enredada con una red de pesca en La Manga.

Se trata del primer ejemplar de esta especie que ingresa este año en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle y que se suma a las doce que llegaron a sus instalaciones durante el pasado año.

El animal, en concreto, fue localizado en el interior de una red moruna por un particular que practicaba el buceo deportivo en las inmediaciones de El Estacio, en La Manga del Mar Menor. Tras liberarla de la red, el buzo entregó el animal a la Policía Local de San Javier, que puso el hallazgo en conocimiento del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre.

Permaneció en el Centro ingresada durante diez días. Se da la circunstancia de que este ejemplar, de 16,8 kilos de peso, estaba identificado tanto con marca metálica como con un microchip, lo que ha permitido conocer que había sido liberada el pasado día uno de enero en El Saler (Valencia) después de pasar por las instalaciones del Oceanogràfic de Valencia.

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, destacó que esta rápida reacción “evitó la muerte del animal, que ingresó en nuestro centro con un cuadro de ahogamiento. Gracias al compromiso y la colaboración ciudadanas, así como a la coordinación entre administraciones y al buen funcionamiento del protocolo de actuación ante animales heridos, podemos hablar hoy de la recuperación de esta tortuga boba, una especie que llegó a estar al borde de la desaparición y que en los últimos años ha regresado a las costas del Mediterráneo y de la Región”.

La tortuga boba, en concreto, está catalogada como ‘vulnerable’ en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. En los últimos años, sin embargo, se han detectado hasta media docena de intentos de desove en playas de la Región, fundamentalmente en el Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila y en La Manga.

La zona en la que se ha liberado este ejemplar, en las inmediaciones de las Gredas de Bolnuevo, en Mazarrón, posee playas y pequeñas calas de arena que se consideran muy adecuadas para el posible anidamiento de esta especie.

En la liberación de este ejemplar han participado también las asociaciones Ambiente Europeo, Naturactúa y la Asociación para la Defensa del Entorno Natural de La Azohía (Adela), que colaboran en la zona de Mazarrón y Águilas en la Red de Voluntariado de Tortugas Marinas de la Región.

Durante el acto, la directora general de Medio Natural destacó también la participación de estas asociaciones en una red creada hace dos años para vigilar las playas durante la época del desove, en pleno verano, concienciar a los bañistas sobre la vulnerabilidad de esta especie y dar unas pautas de comportamiento para saber qué hacer en caso de detectar un intento de anidamiento.

1 Comentario

  1. Buenas tardes propongo un reconocimiento para el valiente buzo que ha salvado a una tortuga boba de la muerte en el estacio: bravo un ciudadano ejemplar !

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here